Un venezolano y un hombre de 42 años, las 2 últimas víctimas de los homicidas en Medellín

Imagen de referencia para ilustrar la nota. /FOTO: ARCHIVO.

Con los asesinatos de Endry Ramón Noguera Gómez y de Camilo Zapata Ossa cerró febrero la ciudad de Medellín, alcanzando 61 homicidios en los 2 primeros meses de este 2021. El año anterior la ciudad tenía 71 crímenes en ese mismo periodo.

La muerte de Endry Ramón, de 36 años de edad, ocurrió sobre las 9:26 de la mañana en la carrera 43A con la calle 38, barrio San Diego.

El comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, brigadier general Pablo Ferney Ruiz Garzón, explicó que un grupo de personas se encontraban departiendo, cuando una de ellas, sin mediar palabra, atacó a Endry, de nacionalidad venezolana.

La víctima fue llevada a la Clínica León XIII, pero falleció en el camino a causa de una lesión en el pectoral izquierdo ocasionada con arma cortopunzante. La Policía logró capturar al presunto homicida, de 29 años de edad, quien fue dejado en poder de la Fiscalía.

Puede leer: Así fue el homicidio de Mariana, presuntamente a manos de su pareja, quien sería integrante de las Convivir.

Horas más tarde, sobre las 3:36 p.m., delincuentes acabaron a bala con la vida de Zapata Ossa en el barrio La Avanzada, nororiente de Medellín.

La víctima, de 42 años de edad, salió a hacer unas compras en el sector y cuando se encontraba en la carrera 23 con la calle 106 fue atacada a bala. A pesar que fue socorrida y trasladada a un centro asistencial, llegó sin vida por las lesiones en el abdomen y en una de sus piernas.

El alto oficial aseguró que se encuentran revisando las cámaras de seguridad de la zona para dar con el paradero del homicida, además indicó que podría tratarse de un ajuste de cuentas por parte del grupo delincuencial común organizado La Avanzada.

Por este crimen las autoridades ofrecieron hasta 20 millones de pesos de recompensa a quien suministre información que permita la captura y judicialización del asesino.

Le puede interesar: Lo mataron por una chaqueta.

El pago de recompensas estaría funcionando

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, resaltó la reducción del 14, 5 % que tuvo la ciudad en cuestión del homicidio. Según él, el sistema de recompensas ha sido clave en esta disminución. “Cada vez que uno retira a un homicida de la calle, del territorio, está salvando vidas y al salvar vidas está haciendo más seguro el territorio”, dijo el mandatario.

Reconoció que la disminución en este delito fue un trabajo de varias administraciones y que en su mandato reforzaron las estrategias.