Un barrio se unió para levantar su economía por WhatsApp

/FOTO: SSTOCK

Dicen que la unión hace la fuerza, según el adagio popular. En medio de la crisis originada por la pandemia del Covid-19, 2 mujeres se unieron y a través de WhatsApp decidieron dar marcha a un proyecto que reimpulsara la economía, al menos en los 8 barrios que conforman la comuna 3 (Santa Ana), en Bello.

Alba Luz Franco y Liliana Estupiñán, en medio de una conversación de vecindario, pensaron en soluciones para ellas y para toda la comunidad, cuando se impuso la primera cuarentena estricta en el Valle de Aburrá, el 20 de marzo.

“Coincidimos en iniciar esta propuesta porque ella tiene tienda del peluquero y yo le compro y yo tengo litografía y ella me compra. Ella me contó lo que estaba haciendo y yo le propuse que fusionáramos las redes sociales y uniéramos fuerzas”, relató Alba Luz sobre los primeros pasos de esta iniciativa, a la cual llamaron Serramonte Informa.




Estos son los 8 barrios de la comuna 3 (Santa Ana), de Bello, donde aplica la iniciativa de Serramonte Informa: Santa Ana, San Simón, Serramonte, Serraverde, San Silvestre, Búcaros, Ciudad de los Puertos y Serranova.

Se fueron uniendo

Aunque el proyecto comenzó sin nombre, fue tomando forma cuando cada vecino de la zona se fue agregando a los grupos de WhatsApp y de Facebook ofreciendo sus productos y servicios, algunos drásticamente afectados por el periodo de aislamiento y otros que se fueron creando durante el mismo por personas que perdieron sus empleos por la crisis.

“La idea inicial era que se vincularan personas del barrio para impulsar el consumo local y de este modo crear una economía local sólida. A medida que se fueron vinculando personas al grupo de WhatsApp, hablé un día con Alba, una vecina, y le conté lo que estaba haciendo, para ese entonces éramos 100, a ella le gustó la idea”.

Relató Liliana, la otra creadora de esta iniciativa.

A medida que se fueron dando a conocer, aparecieron personas que comenzaron a vender alimentos, otros que tenían algún servicio para ofrecer y sin saberlo crearon una cadena comercial local, en la cual, por medio de la tecnología le han puesto el pecho a la crisis de estos tiempos.

“Trabajamos con el ánimo de ayudar a las personas, para que pudieran mostrar sus emprendimientos de una manera mas bonita, y así aumentar sus ventas, siempre con la filosofía de ayudarnos entre todos, de no tener que buscar afuera lo que podíamos encontrar dentro del sector”.

Expresó Liliana.

Hasta un periódico

El periódico ‘Serramonte Informa’ es el medio que se creó ante el éxito de la iniciativa que
surgió a través de las redes sociales./FOTO: CORTESÍA.

Con el paso de los días la estrategia creció hasta que el 25 de mayo decidieron ponerle el nombre. Actualmente se benefician 150 negocios y más de 500 familias de estos 8 barrios, entre los que ofrecen sus servicios por medio de estas redes sociales y quienes encuentran lo que buscan en su barrio y que antes adquirían en otras zonas.

Y para publicitar a los establecimientos, decidieron ampliar su oferta por medio del periódico Serramonte Informa, en el cual están los avisos de los negocios de la zona, para que la gente los use, de acuerdo con sus propias necesidades, además de contar las historias de los vecinos.

“Con el periódico se busca que más personas puedan conocer los productos que se están ofertando. Solo se les cobra para poder comprar el papel y hacer la impresión”.

Señaló Alba Luz.

Los contactos se solicitan por medio de las redes sociales o en la información contenida en el periódico creado para esta estrategia.

Hay reglas

El principal objetivo de la iniciativa es impulsar la economía de la zona y para estar dentro de los grupos es necesario formar parte de esta comunidad.

“Se les hace énfasis que es un gana y gana, que la economía debe ser circular, que los apoyamos en todo lo que necesiten, pero que ellos adquieren un compromiso a su vez con los demás vecinos, a comprar la pulpa a doña Lucero, los huevos a Ana, o a cualquiera que esté dentro de la iniciativa”.

Expresó Alba Luz.

Los negocios implicados en esta iniciativa han destacado su éxito y sus propietarios han manifestado que este tipo de economía interna, haciendo uso de las redes sociales, les ha permitido salir a flote.

Q’HUBO hace el recuento de 4 historias de personas que por medio de esta iniciativa ya cuentan con negocios exitosos:

Dora Elena Molina y su hermano Augusto decidieron dedicarse a vender arepas de chócolo en esta zona de Bello, luego de que Augusto se quedara desempleado porque las ventas de calzado se fueron a pique con la pandemia y él quedó desempleado.

Pero lejos de lamentarse, estos hermanos unieron fuerzas y mientras Augusto se dedicó a hacer las arepas, Dora se encargó de comercializarlas en las calles más cercanas de la urbanización Serramonte, donde reside.

“Empezamos a hacer las arepas y al principio se comercializaban entre 6 y 10 paquetes. Luego de unirme al grupo de WhatsApp, se aprovecha este espacio para ofrecer los productos y por ahí nos hemos dado a conocer. Actualmente, un fin de semana ya se pueden distribuir más de 40 paquetes, solo en la zona, porque no nos da la capacidad para ir a otros sectores”, expresó Dora sobre su emprendimiento, ‘Arepas de puro chócolo Tuto’.

150 negocios de esta comuna de Bello se han visto beneficiados por la estrategia.

La pandemia obligó a la familia de Natalia Zapata a tener que cerrar el vivero que iniciaron a finales del año pasado en el municipio de Amalfi, nordeste antioqueño.

Todos los árboles, matas y demás especies las tuvieron que trasladar, con permiso de la Alcaldía de este municipio, para su casa, un apartamento en la urbanización Serramonte.

Sin saberlo, en su propia casa iba a florecer el éxito económico de su negocio en estos tiempos de crisis.

“Adecuamos la casa para el vivero, lo cual no fue sencillo en un comienzo, pero los vecinos fueron los primeros en apoyarnos. Ya cuando conocimos la estrategia de Serramonte Informa, entramos a las redes sociales y de un momento a otro comenzaron a llegar personas, incluso, de otros sectores por fuera de la comuna 3 y hemos tenido tan buenos ingresos para llevar bien estos tiempos de crisis”, comentó Natalia sobre su proyecto, ‘Vivero Eterna Primavera’.

500 familias, se estima, que hacen uso de este servicio.

Diana Rendón tuvo que dejar de vender las empanadas de su negocio ‘Sus empanadas’, ubicado en el barrio Búcaros, debido a que no podía sacar su puesto por los temas de la pandemia.

Incluso, tuvo que dejar de producir durante 2 meses, generando una crisis económica, hasta que decidió reinventar su negocio y recurrir a los domicilios, los cuales no hacía antes de la crisis sanitaria. Y para el impulso de su negocio fue clave la estrategia de ‘Serramonte Informa’.

“Los clientes tradicionales volvieron al puesto de venta, cuando nos permitieron volver a salir, pero las medidas de aislamiento los fines de semana nos volvieron a perjudicar. Entonces recurrimos a los domicilios y esta estrategia ha sido clave para mantener en firme el negocio. Ya no solo mantenemos los mismos pedidos durante los fines de semana, sino que nos están llegando encargos de otros sectores”, comentó Diana.

8 barrios, todos de la comuna 3 de Bello, son en los que se aplica la iniciativa.

“Quién iba a imaginar que de una tragedia como esta iba a surgir un proyecto tan maravilloso”.

Así se expresa Julieth Paulina Jaramillo sobre su negocio ‘Al Barril Parrilla’, el cual montó en este sector de Bello junto con su hermana, su cuñado y su esposo y el cual fue impulsado por otra iniciativa creada en tiempos de pandemia como ‘Serramonte Informa’.

“Es un proyecto que surgió en una conversación familiar y que se materializó en estos tiempos de crisis. Cuando empezamos, distribuimos publicidad, pero no había tenido efecto. Entonces nos vincularon a esta estrategia en redes sociales y de un momento a otro las ventas se nos dispararon en un 200 %. Incluso nos han pedido desde otros municipios que nos conocieron por ‘Serramonte Informa’”, relató Paulina.

Luego de que toda su familia se quedara desempleada por la pandemia, ahora tienen un proyecto y esperan que pase la crisis para darle forma, ahora como un restaurante.