Sustos para Quintana y Supermán en una etapa accidentada

Nairo Quintana (izq), ciclista colombiano. / FOTO: www.team-arkea-samsic.fr/

El ciclista colombiano Nairo Quintana sufrió una caída en la accidentada décima etapa de Tour de Francia, en la que su compatriota Miguel Ángel ‘Supermán’ López también se quedó descolgado del pelotón, pero ambos pudieron recuperarse y entraron en meta con los mejores.

Quintana sufrió diversas heridas a la altura del hueso sacro y tiene un hematoma en el glúteo izquierdo, pero no perdió tiempo en una etapa llana, marcada por los nervios del pelotón y por la amenaza de abanicos provocados por el fuerte viento.

 

El ciclista de Arkea estuvo bien protegido por sus compañeros de equipo, aunque no pudo contar con el apoyo del francés Warren Barguil, llamado a ser su principal lugarteniente en la montaña, quien también sufrió una caída.

En vísperas de otra etapa llana, Quintana sigue quinto de la general a 32 segundos del líder, el esloveno Primoz Roglic, tras una jornada que acabó al sprint con triunfo del irlandés Sam Bennett, del equipo Deceuninck.

 

Otro afectado

 

Supermán se quedó cortado del pelotón principal en los últimos kilómetros de la jornada que transcurrió entre la isla de Olèron y la de Ré, con la constante amenaza del viento.

El corredor de Astana fue ayudado por sus compañeros de equipo, por lo que pudo reintegrar el pelotón y mantenerse noveno de la general a 1:15 del maillot amarillo.

“El equipo funcionó a la perfección y tuve el apoyo de mis compañeros durante todo el día. Al final Gorka Izagirre y Luis León Sánchez me ayudaron a ponerme por delante y a evitar riesgos en los últimos kilómetros”.

Aseguró.

“Fue una etapa complicada con muchas caídas en el pelotón, pero tuvimos suerte y nadie de nuestro equipo se cayó. Con el apoyo de mis compañeros pasé bien esta dura jornada”, dijo.

Tampoco se cayó Rigoberto Urán, que mantuvo su puesto 6 en la general a 32 segundos del líder.

 

Este miércoles la undécima etapa está destinada a un nuevo triunfo de los esprinteres, entre Chatelaillon-Plage y Poitiers, con un recorrido plano de 167,5 kilómetros.

Con información de EFE