Se las quisieron tirar de vivos y ahora deberán responder ante la justicia por el delito de extorsión

/FOTO: ARCHIVO.

Un vendedor ambulante de celulares se encontraba trabajando en una de las calles del barrio Estación Villa, en el centro de Medellín, cuando fue abordado por un delincuente que le exigió el pago de $ 50.000 para dejarlo laborar.

La víctima, de 30 años de edad, le dijo al extorsionista que no tenía el dinero, por lo que este le robó un teléfono celular, avaluado en $ 400.000. El caso fue puesto en conocimiento de la Policía, los cuales lograron capturar al presunto delincuente y recuperar el equipo.

Otro caso de extorsión ocurrió en el barrio Doce de Octubre, noroccidente de Medellín, sobre la carrera 80 con la calle 97AA, cuando una mujer, de 50 años de edad, y un hombre, de 25, fueron capturados.

De acuerdo a un reporte policial la pareja se las quiso tirar de viva y le exigió $ 150.000 a una mujer de 24 años, para devolverle la cédula, la tarjeta de crédito, los documentos de la moto y la licencia de conducción. La víctima, como hizo el vendedor ambulante, denunció la extorsión de la que estaba siendo objeto.

Ahora estas 3 personas afrontarán procesos judiciales por delito de extorsión.