Real Madrid toma aire con una victoria en un Camp Nou sin público y sigue hundiendo al Barça en LaLiga

El delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi, se lamenta tras fallar una ocasión de gol, durante el partido de LaLiga jugado en el Nou Camp contra el Real Madrid. /FOTO: EFE.

El Real Madrid ganó 3-1 al Barcelona este sábado en el clásico de la 7.ª jornada de LaLiga española, para calmar la ansiedad con la que llegaba al encuentro, después de la derrota 2-3 ante el Shakhtar el pasado miércoles en la Champions League.

El uruguayo Fede Valverde abrió el marcador aprovechando un pase en profundidad (5′) y poco después Ansu Fati igualó de remate a bocajarro (8′). Sergio Ramos hizo, de penal, el 2-1 (63′) y Luka Modric rubricó prácticamente a puerta vacía (90′) el 1-3 definitivo.

“Puedo estar muy orgulloso de mi equipo, hicimos un buen partido, contra en un equipo en su campo que te puede meter en problemas”, dijo el técnico Zinedine Zidane.

El defensa del Real Madrid, Sergio Ramos, celebra el segundo gol de su equipo. /FOTO: EFE.

La victoria da un respiro al Real Madrid, que llegaba al encuentro presionado por sus 2 últimas derrotas consecutivas contra el Cádiz en Liga (1-0) y contra el Shakhtar en el torneo continental.

“Esta victoria anímicamente nos viene muy bien para afrontar los próximos partidos”, declaró Ramos.

Sobre el dudoso penalti que pitaron a favor del Merengue y que concretó el defensor español, el entrenador del Blaugrana, Ronald Koeman, se preguntó “¿por qué el VAR solo se utiliza en contra del Barcelona?”.

“Para mí no es penalti y al final del partido le he dicho al árbitro que ojalá me puedan explicar lo que pasa con el VAR aquí en España. Llevamos 5 jornadas y el VAR siempre ha entrado en contra del Barcelona. ¿Por qué solo hay VAR en nuestra contra? Lenglet coge de la camiseta a Sergio Ramos, pero ni mucho menos es suficiente para que sea penalti. El penalti ha sido decisivo en el desenlace del partido”, añadió sobre este asunto.

El triunfo permite a los blancos, de paso, recuperar el liderato liguero (13 puntos) y supone una inyección de moral antes de visitar el martes al Borussia Mönchenglabach en la Liga de Campeones, donde tampoco pueden fallar.

El Barça, con esta derrota, sigue viviendo una pesadilla y queda en la duodécima posición, con 7 puntos.

El miércoles los de Koeman esperan a Juventus en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. “Es seguir trabajando, analizar el partido, darse cuenta de que aunque el resultado ha sido negativo hemos hecho un buen partido y no tener miedo por haber acumulado dos derrotas en LaLiga. Soy optimista de cara al futuro”, dijo el DT.

Con información de EFE.