Proceso contra Uribe tiene connotación de venganza, no de justicia, dicen los hijos del expresidente

Jerónimo y Tomás (de gafas), hijos del expresidente Álvaro Uribe, defendieron a su padre y criticaron a los magistrados que le dictaron la medida de aseguramiento./ FOTO: COLPRENSA.

En entrevista con el programa ‘Uno a Uno‘, de la cadena Caracol Radio, Tomás y Jerónimo Uribe insistieron en que la medida de aseguramiento que le impuso la Corte Suprema de Justicia a su padre, al expresidente Álvaro Uribe Vélez, fue ilegal y el proceso fue llevado por magistrados no apegados a la ley y la ética.

Jerónimo recordó que ellos han pedido que el proceso se haga en forma transparente y de cara a la ciudadanía. Además recordaron que a su papá no lo escucharon en versión libre y lo actuado por la Corte fue a sus espaldas y hasta se le negó que lo estuvieran investigando.

“Además, a la defensa no le permitieron contraentrevistar al principal testigo y hubo 22.000 comunicaciones interceptadas ilegalmente y se toma una decisión de una medida de aseguramiento casi un año después de haber rendido una indagatoria”, expresó Jerónimo.

Le puede interesar: ¿Una jugada de sus abogados? Juez de control de garantías definirá si Uribe queda libre

Luego Tomás Uribe relató que creen que la inmensa mayoría de jueces de Colombia son buenos, íntegros, que hacen trabajo con enorme dificultad, pero como en todas las organizaciones y ramas del poder público hay personas con sesgos y compromisos políticos.

Álvaro Uribe y su esposa, Lina Moreno Mejía. /FOTO: ESTEBAN VANEGAS.

“Este proceso lamentablemente ha caído en manos de jueces que no han hecho el trabajo con integridad y cayó en manos de personas no íntegras como el magistrado José Luis Barceló, quien fue el que interceptó las llamadas a mi padre y luego trató de retratarse, pero las filtró a la prensa; mientras que el también magistrado César Augusto Reyes es esposo de una excompañera de trabajo en entidades como la Defensoría del Pueblo del senador Iván Cepeda”, añadió el mayor de los hermanos Uribe.

“Esa combinación de un senador de las Farc con un profundo resentimiento por mi padre, más unos jueces que no han obrado apegados a la ley y la ética da origen a este proceso, que más que un proceso de justicia es un proceso de venganza”.

Del senador Cepeda Jerónimo recordó que era miembro de las Farc, vínculos confirmados con el decomiso de los computadores del extinto canciller de esa guerrilla, alias Raúl Reyes, en cuyas grabaciones se escuchaba que le decía el camarada Iván, pero estas pruebas fueron invalidadas por la misma Corte Suprema de Justicia.

Recordó Tomás que un frente de las Farc llevaba el nombre del padre del senador Iván Cepeda, a quien también calificó como “arquitecto de los diálogos de La Habana” con ese movimiento guerrillero.

A una pregunta del director del programa radial, Gustavo Gómez, sobre la opinión que ellos tenían del testigo contra su padre Juan Guillemo Monsalve, Jerónimo dijo que el individuo está condenado por secuestro extorsivo y porte ilegal de armas de fuego y no fue aceptado como paramiliar en Justicia y Paz ni en la Justicia Especial para la Paz (JEP). Además recordó que fue la persona a la que Cepeda le ayudó para que lo movieran de la cárcel de Cómbita a la Picota y también evitó que lo llevaran de esta a la de máxima seguridad de Valledupar. A este, añadió, lo visitó 11 veces en la cárcel en una década y, además, les dio 12.000.000 de su bolsillo a él y a su familia.

“Es un delincuente común que ha buscada beneficios y que tiene extrema familiaridad con Cepeda, a quien le dice don Iván”.

A otra pregunta sobre la amistad desde la niñez del fiscal Francisco Barbosa con el presidente Iván Duque, que es del Centro Democrático, fundado por su padre, Jerónimo respondió que esperaba que fuera imparcial porque la entidad que preside asumió el caso Uribe y que lo hiciera de cara a la ciudadanía, sin infiltraciones.

Finalmente dijeron que no quieren participar en Política porque ancestralmente llevan por su sangre el espíritu de empresarios y emprendedores y reconocieron que este proceso contra su papá los tiene sumidos en una profunda tristeza, porque las Farc e Iván Cepeda quieren a toda costa acabar con la imagen de él.

Hablamos con Cepeda

Iván Cepeda, senador. / FOTO: COLPRENSA.

En diálogo con Q’HUBO el Senador Iván Cepeda comentó, en cuanto a las acusaciones sobre su militancia en las desaparecidas guerrillas de las Farc, hechas por los hermanos Uribe, que hace un año ante la Fiscalía había denunciado a Tomás por una acusación similar y lo que espera ahora es que le abran un proceso judicial por difamación y calumnia.

Sobre el paso del proceso de Uribe de la Corte a la Fiscalía afirmó que considera que es una prueba para saber cómo se comporta el ente acusador porque tiene bajo sus ojos a la opinión pública y la prensa nacional y mundial.

Finalmente recordó que recusó al fiscal Barbosa y si iniciativa prospera se tendrá que nombrar un fiscal ad hoc y, por lo tanto, espera que sea la Corte la que lo nombre y no que salga a partir de una terna escogida por la Presidencia.