¡Pegados del techo por Uribe! Seguidores y detractores se enfrentan en redes por la posibilidad de que vaya a prisión

El expresidente Álvaro Uribe Vélez. /FOTO: COLPRENSA

Esta es una semana determinante para el expresidente y ahora senador Álvaro Uribe Vélez. La Corte Suprema de Justicia podría decidir la suerte del exmandatario, investigado por su presunta relación con la manipulación de testigos

En esta investigación también está siendo procesado Diego Cadena, su exabogado, a quien la Fiscalía le imputó los cargos de soborno en actuación penal y fraude procesal y solicitó la prisión domiciliaria mientras se resuelve el caso.

Antecedente: La Corte empieza a definir mañana la situación jurídica de Álvaro Uribe… ¿Lo enviarán a prisión?.

Uribe ha dicho que desconocía los pagos que, según el ente acusador, el abogado Cadena les habría hecho a algunos testigos.

A la espera de tan importante decisión, el Centro Democrático expidió este lunes un comunicado en respaldo a su máximo líder, donde advierten de la posibilidad de que el fallo de la Corte le llevaría a ser detenido.

“El Centro Democrático, con el debido respeto que merecen las instituciones y la administración de justicia de nuestro país, expresa su grave preocupación ante las diferentes versiones de prensa que avisan la inminente decisión que la sala de instrucción de la Corte Suprema de Justicia se aprestaría a tomar contra el señor expresidente Álvaro Uribe Vélez”, comienza diciendo.

Indican, además, que “desde que el péndulo de la seguridad ciudadana empezó a moverse a favor de las instituciones, durante el mandato de la Seguridad Democrática, distintos elementos asociados a la izquierda armada comenzaron a tejer un imaginario criminal desde el cual fueron preconstituyendo la apariencia de una verdad, ficticiamente incriminante, para deformar -en la percepción pública- la conducta institucional y privada de quien ha observado una vida intachable. Haber cumplido respetuosamente los llamados que le ha hecho la justicia es la mayor prueba de su talante democrático”.

Y continúa: “El esfuerzo asiduo de la propaganda antiuribista, esparcida por redes sociales y medios convencionales, surgió como una reacción cuidadosamente articulada y se concentró en la táctica de conseguir la aniquilación reputacional paulatina, tanto de la obra de Álvaro Uribe, como de su persona, categorizando esos dos propósitos como objetivos estratégicos de la izquierda radical internacional”.

La conclusión: “Una decisión contra la honra de Álvaro Uribe Vélez, sin la solidez absoluta de un acervo probatorio incontrovertible, nos empujaría hacia una inédita paradoja de la historia: Los delincuentes que arrasaron la paz nacional y llenaron de lágrimas nuestros hogares, sentados en el congreso, y el hombre que rescató la nación y sacó a Colombia de la oscuridad, pagando un precio insólito por vencerlos”.

La situación ha dividido opiniones en redes sociales. Por un lado, fueron tendencia en la mañana de este lunes en Twitter las etiquetas #AlvaroUribeDescarado, #UribeNoEsColombia y #UribeNoEstaPorEncimaDeLaLey, donde los antiuribistas se desahogaron en contra del expresidente.

 

Pero casi inmediatamente Twitter se llenó de #UribeSoyYo y #LoQueEsConUribeEsConmigo, que recoge a sus defensores y hasta piden izar la bandera por su líder.

 

Se trata de un toma y dame de no acabar, de la división marcada que desde hace rato ha despertado el expresidente y que finalmente será la justicia la que resuelva quién tiene la razón.