Las religiosas paisas que la rompen en redes sociales

/FOTO: CORTESÍA.

“Si estás perdiendo tu fe y nada resulta ya”. De fondo suena esa canción mientras 2 monjas dibujan con su nariz una cruz. En otro clip, las mismas religiosas, con la voz de los personajes de ‘Chespirito’ dicen: “Chaparrón, ¿sabías que la gente sigue diciendo que tú y yo estamos locos?. ¿Que tú y yo estamos locos, Lucas?. Figúrate. No hagas caso, a la gente le falta consideración”.

Estos divertidos videos, que son virales en Tik Tok (red social para imitar voces), los hacen monjas de Medellín, sí, no leyó mal, monjas. Las publicaciones de @sor_selfie cuentan hasta con 20.000 me gusta, pero eso no es nada, pues el perfil religioso ya llegó a los 36.000 seguidores.

Las simpáticas hermanas que se tomaron las redes hacen parte de las Religiosas de Jesús María, sede Medellín. Hace 2 meses abrieron su Tik Tok y son una sensación virtual. Allí las religiosas, que se encuentran en el Colegio Jesús María, bailan, cantan, imitan voces, enseñan, juegan, cuentan chistes, en fin, hacen de todo, con la bonita intención de alegrar la vida y sentir cerquita a sus alumnas, en medio de esta pandemia por el coronavirus. ¡Conózcalas

¿Por qué las redes sociales?

“Tenemos más de 200 años de existir. Trabajamos con la niñez y la juventud, mediante educación formal, no formal y ahora virtual. La iniciativa de utilizar la red social de Tik Tok nace para acercarnos a las alumnas.

“Empezamos a hacerlo para ver si las niñas nos seguían y así enseñarles de una manera lúdica, por todo el tema de la cuarentena. Además, porque hay algunos menores y familias que están sufriendo de depresión, ansiedad, tristeza, entre otros males. Entonces, para distraerlos, les hacemos chistes.

“Nunca pensamos que se vinculara tanta gente, nos escriben de España, Chile, Argentina, México, entre otros lugares. También estamos en los colegios El Rosal, Castilla y Fe y Alegría, en El Popular #1”, nos contó la hermana Martha Moreno, líder de la iniciativa y quien nos relató todo este cuento.

Martha Moreno, de 34 años, es la líder de la iniciativa. Ella en las instituciones es docente de biología. Decidió llamar el perfil de Tik Tok @sor_selfie porque le fascina la fotografía.

¿Qué les dice la gente?

“La mayoría son comentarios positivos: ‘Nos alegran el día’, ‘Ojalá hubiera más hermanitas como ustedes’. También hay otros que nos dicen cosas feas: ‘Son obra de Satanás’, pero a eso no le hacemos caso. Las alumnas lo que nos mostraron fue asombro y siempre nos dejan comentarios bonitos”.

¿Cómo educan?

“Los videos que más hacemos son imitaciones para hacer humor sano, para que la gente se ría. Además, queremos mostrar una cara diferente de la vida religiosa, pues mucha gente dice que las monjas son aburridas y la verdad, no lo somos. También, hay clips que son para enseñar la parte religiosa. Otra cosa que hacemos es responder preguntas, pues hay muchos jóvenes que quieren vincularse a la vida católica”.

¿Quiénes aparecen?

“Son las hermanas de la casa: Lucía, quien es la mayor con 85 años; es odontóloga y licenciada en biología y química. Su mayor don es la alegría. Elvia Cecilia, superiora provincial; Cecilia Marín, la superiora de la comunidad de Medellín-Estadio”.

¿Cuándo y cómo hacen los videos?

“No hemos descuidado nuestras obligaciones por crear este canal de comunicación, pues hay algunos que hacen este comentario. Lo que hago en los ratos libres, es guardar los videos que sirven y un día a la semana los grabamos”.

¿Ayudas para los necesitados?

“Estamos en una campaña para ayudar a las familias que quedaron sin empleo. Además, para dar mercaditos y ayudar a los más damnificados
por la pandemia. Nos pueden hacer su donación en la cuenta Bancolombia 3600000352 o a la 477011506 del banco AV Villas. También, constantemente brindamos orientación vocacional, por si alguien quiere hacer parte de la vida religiosa”.

¿Quiénes son?

“Las religiosas de origen francés de la Santa Claudina Thévenet estamos en 28 países. En Colombia somos 37, la mayor concentración está en Medellín con 26 hermanas. No somos monjas de clausura, pues todo el tiempo nos movemos de aquí para allá ayudando a la comunidad, en especial a los jóvenes. En los colegios cada hermana desempeña su profesión en servir a la comunidad, por ejemplo, yo, soy normalista con licenciatura en biología. Nuestro lema es llevar la bondad misericordiosa de Dios a todas partes”.