La justicia cojea, pero llega: lo capturaron por un homicidio de hace 7 años

/FOTO: CORTESÍA.

Luego de 7 años del asesinato de Robert Ortiz Parra, ocurrido en el barrio Juan XXIII, de la comuna 13, en Medellín, pareciera que su muerte no pasará a la impunidad.

La razón es que funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación y la Policía Nacional capturaron en una finca ubicada en la vereda El Guayabo del municipio de Caicedo (Occidente antioqueño), a Jaime Alberto Sánchez, presunto responsable del crimen.

Los hechos en los que perdió la vida la Ortiz Parra, de 26 años de edad, ocurrieron el 5 de enero de 2013 en la calle 48 con la 99E, de la comuna San Javier. Sobre el mediodía fue atacado a bala por 2 hombres en el momento que salía de su casa. Los delincuentes lo arrinconaron contra unas escaleras y le dispararon en 5 oportunidades.

Luego de las investigaciones, posteriormente las autoridades encontraron que el presunto autor material del crimen sería Jaime Alberto, supuesto cabecilla en ese entonces de la estructura criminal la Quiebra, informó la Fiscalía.

Las razones del crimen obedecieron a que “4 días antes del homicidio la víctima había intervenido para evitar una pelea entre 2 jóvenes y un presunto integrante de la organización criminal conocida como la Quiebra, que delinquía en ese sector”, dio a conocer el ente acusador.

Fue así que después de varios años, las autoridades lograron capturar el pasado jueves a este presunto asesino. Jaime Alberto fue judicializado por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal agravado.

El procesado no se allanó a los cargos y fue enviado a la cárcel por orden del Juzgado 15 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.

/FOTO: CORTESÍA.