EN VIDEOS: Mandó a matar a mujer embarazada para robarle al bebé

Yadira Alexandra Yepes Sotelo,

La escena era perturbadora: una mujer sin signos vitales en medio de una zona boscosa, con golpes en diferentes partes del cuerpo y 2 profundas heridas abiertas: una en el cuello y otra en el vientre, a la altura de la pelvis. Vestía con ropa sucia y había bastante lago hemático a su alrededor.

Los primeros uniformados en llegar a la escena del crimen no lograron descifrar lo ocurrido, pues aparentemente era el crimen de una mujer en condición de calle en la vereda Chacua, en el municipio de Soacha, en Cundinamarca Sin embargo, la profunda y larga herida en el vientre de la víctima levantó la sospecha de los policías.

Minutos después de que Sandra Johanna Álvarez Solano fuera hallada, el cuerpo de investigadores del CTI llegó al lugar a acordonar la escena y se encontraron con que la mujer había sido inducida a un parto en esa misma zona boscosa, pero no había rastro del bebé.

De inmediato, este hecho encendió las alarmas entre los investigadores y las autoridades, por lo que procedieron a recolectar los videos de las cámaras de seguridad, al mismo tiempo que alertaban a los hospitales del municipio sobre la llegada de un recién nacido.

Lea también: Así será la logística para los 2 partidos que se jugarán en el Atanasio

En los videos de las cámaras de seguridad quedó registrado el momento en que una mujer, en compañía de un sujeto que se moviliza en moto, lleva en brazos a un bebé mientras camina tranquilamente por las calles aledañas al lugar en donde fue hallado el cuerpo.

Todo  apuntaba a que esta mujer estaría detrás del crimen, al igual que el sujeto que iba con ella manejando una moto. Tras recolectar los videos de las cámaras de seguridad, las autoridades confirmaron que estas 2 personas sí estaban detrás del asesinato y que el bebé que llevaban, era de la víctima.

La noche del crimen

Este caso hoy tiene aterrado al país por la frialdad y crueldad con la que actuaron los responsables.

Q’HUBO pudo conocer por parte de las autoridades que la víctima había sido engañada por una mujer, quien se ganó su confianza al ver que se encontraba en embarazo y que, además, era consumidora de estupefacientes.

“El crimen fue premeditado. La mujer, que fue capturada, planeó todo el crimen de la víctima para poder robarle al bebé y hacerlo pasar como suyo. Se aprovechó de que la occisa era una consumidora y se ganó su confianza para estudiar su actuar y poder llevar a cabo su plan, en complicidad con otras personas”, dijo una fuente judicial ligada al caso.

Meses atrás la capturada conoció a la víctima, se ganó la confianza de ella al ver que estaba en embarazo porque quería robarle al bebé y hacerlo pasar como suyo. El crimen estaba planeado, pues la acusada le pidió a unos sujetos que llevaran a la embarazada a la zona boscosa y le dieran estupefacientes.

Eran las 7:00 de la noche del pasado sábado, 9 de abril. A la vereda Chacua llegó la víctima con algunos hombres, quienes la dejan en estado de indefensión tras darle estupefacientes. Posteriormente, le indujeron el parto abriéndole el vientre en medio de los matorrales, sacaron el bebé y la asesinaron.

A las pocas horas, el cuerpo fue hallado en este lugar por varios uniformados, cuando ya no había rastro de los responsables del atroz hecho.

Mientras las autoridades terminaban de realizar la inspección del cuerpo y reconstruían la escena del crimen, una mujer llegó con un bebé recién nacido a un centro asistencial del municipio, argumentando que acababa de dar a luz en su casa.

No deje de leer: EN FOTOS: Estos son 4 de los 6 soldados muertos por ataque con explosivos en Frontino

“Esta mujer había perdido un bebé hacía varios meses, pero tenía engañada a su familia y a su esposo con que continuaba en estado de gestación, por eso planea este crimen. Llega al hospital y le dice al personal médico que había dado a luz en su casa, pero cuando le realizaron los exámenes de rutina, descubrieron que nunca había estado en embarazo”, dijo la fuente.

Los médicos llamaron a los investigadores, quienes, tras entrevistar a la sospechosa, identificada como Yadira Alexandra Yepes Sotelo, terminó confesando lo ocurrido, por lo que de inmediato fue capturada.

Q’HUBO pudo conocer que el bebé ya se encuentra bajo el cuidado del Bienestar Familiar y está sano y salvo. Por su parte, la capturada presenta antecedentes por homicidio, tráfico fabricación o comercialización de estupefacientes y hurto agravado.

Q’HUBO Bogotá.