Con el Covid-19 el 63 % de hogares de Antioquia tiene menos ingresos y más gastos

En medio de la pandemia las familias se vieron obligadas a adquirir gel antibacterial y alcohol que tuvieron incrementos, en algunos casos, superiores al 50 % con relación a una época normal. /FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ.

En medio de la crisis generada por la pandemia del Covid-19, las familias antioqueñas, en especial las de los estratos más bajos, tienen menos ingresos y más gastos, mientras que la destinación que les daban a los créditos también cambió por aquellos de baja cuantía que les permitan adquirir tecnología, artículos de aseo y para hacer deportes en el hogar.

Esta información fue dada a conocer por la Caja de Compensación Familiar de Antioquia, Comfenalco, basada en un estudio realizado por el Grupo de Macroeconomía Avanzada de la Universidad de Antioquia y un análisis de la sección de Servicio de Crédito de la misma caja.

En este sentido se indicó que se hizo un análisis en 1530 hogares de Antioquia, en el que se demostró que durante la pandemia el 63 % de los hogares tiene una reducción sustancial de los ingresos económicos, principalmente en personas con empleos informales de los estratos 1 y 2.

Mauricio López González, coordinador de este grupo, explicó que al mismo tiempo que aumenta la pobreza, hay un incremento de los gastos de las familias por el consumo de bienes asociados a salud, alimentos e implementos de aseo.

“Una de las principales conclusiones del estudio es que los empleos informales aumentaron por el desempleo, lo que lleva a que en las regiones de Antioquia repunte la pobreza, especialmente en el Magdalena Medio y Urabá”.

Mauricio López González, coordinador del Grupo de Macroeconomía Avanzada de la Universidad de Antioquia

Cambio en costumbres de créditos

Sonia Londoño, responsable del Servicio de Crédito de Comfenalco, dijo que en estos momentos están brindando soluciones de financiamiento a necesidades que con la pandemia son más evidentes como los créditos para la adquisición de tecnología y elementos para estudiar y trabajar en casa, así como artículos de cocina, de desinfección y deportivos que permiten acercar a las familias a actividades que ahora con más frecuencia se hacen en el hogar.

Entre enero y agosto Comfenalco desembolsó $ 18.250.000.000 en créditos, que beneficiaron a 6962 familias de Antioquia, de las cuales, el 98 % tiene ingresos entre 1 y 4 salarios mínimos.

Del total de préstamos, el 51 % fue para libre inversión, el 16 % para compra de cartera y el 14 % para mejora de
vivienda.

Londoño agregó que el análisis mostró que la línea denominada Credisubsidio, que les permite a los afiliados acceder a créditos de baja cuantía, los cuales pueden pagar a través de la pignoración de la cuota monetaria, ha sido el sistema de crédito más demandado con un crecimiento del 89 % en número de créditos y 111 % en valor. Este crecimiento se ha presentado de enero a agosto de este año, especificó la empleada.  

“El Credisubsidio brinda una solución rápida con muy pocos requisitos, que le permite a la familia tener recursos de manera rápida, para solventar bienes de consumo básicos”, detalló Londoño.

Sin embargo, advirtió, desde que empezó la reapertura gradual de la economía, los créditos para mejoras de vivienda crecieron, porque les permiten a las familias embellecer y reacondicionar sus espacios en el hogar, donde permanecen más tiempo, lo que representa salud mental en esta época de emergencia sanitaria.

Concluyó que antes de la pandemia la gente acudía, por lo general, a los créditos para viajes locales e internacionales, pagar deudas y mejorar las residencias.