El gobierno nacional sí contempla darle una mano al fútbol colombiano

Jorge Enrique Vélez - Presidente de la Dimayor. / FOTO: COLPRENSA.

En un debate interminable quedó el pedido que la Dimayor le hizo al presidente Iván Duque para que establezca “políticas de salvamento que ayuden a sobrellevar las dificultades económicas que afrontan los clubes del país”.
La mayoría de críticas recayeron sobre el presidente del ente deportivo, Jorge Enrique Vélez, quien hace un par de meses se había mostrado algo desafiante con el gobierno mientras le hacía publicidad al nuevo canal premium.
Luego expresó en su defensa que no estaban pidiéndole dinero al estado, sino la posibilidad de acceder a créditos como sí pasará con otros sectores que mueven la economía del país.
En medio de toda esa polémica apareció una voz autorizada para confirmar que sí se podría tener en cuenta al balompié local en estos aspectos. Fue Juan Alberto Londoño, viceministro de Hacienda, quien expresó que “dentro del análisis que viene haciendo el gobierno, estamos analizando la posibilidad de darle crédito a todos los sectores y uno de ellos que podría acceder a esos créditos son los clubes deportivos”.
Así lo aseguró el funcionario que de paso, dejó clara la disposición de tomarse el tiempo y sentarse a revisar caso por caso.

Juan Alberto Londoño – Viceministro de Hacienda. Foto: Colprensa.

“Tenemos que analizar las necesidades de cada equipo, para mirar cómo podríamos implementarlo… Claro que sí, todos los sectores pueden acceder a crédito para que garanticemos el empleo y sus actividades sigan funcionando”, dijo en entrevista para ‘El Alargue’ de Caracol Radio.
La Dimayor expuso la situación a la que se tendrán que enfrentar los equipos, con “pérdidas que ascenderán a 80 mil millones de pesos durante la para”. Han reiterado que “el Fútbol Profesional Colombiano no está requiriendo recursos del estado para solventar las dificultades, pero entre los ítems expuestos en el escrito, se encuentra la solicitud de un crédito ya establecido por el gobierno para algunas entidades con un banco de segundo piso y temas relacionados directamente con aspectos financieros, laborales y de políticas públicas”.