A la cárcel presunto cabecilla del Clan del Golfo por secuestro

Él es Jesús Aldo Avilés Camacho, alias Chuler, presunto cabecilla del frente Francisco Morelo del Clan del Golfo. /FOTO: CORTESÍA.

En el municipio de Nechí (Bajo Cauca antioqueño) terminó un hombre que había sido secuestrado en el departamento de Córdoba. Por estos hechos, un presunto cabecilla del Clan del Golfo fue capturado y enviado a la cárcel.

La situación que hoy tienen tras las rejas a Jesús Aldo Avilés Camacho, conocido en el mundo del hampa con el alias de Chuler, data del 21 de junio del año 2018.

Ese día, varios delincuentes le indicaron al comerciante que pertenecían a la organización criminal Clan del Golfo y se lo llevaron con engaños desde el municipio de Planeta Rica hasta Nechí. Los delincuentes le exigieron a la víctima el pago de $ 254.000.000 de una supuesta deuda familiar. Como parte de pago, el hombre fue obligado a entregar 80 búfalos que tenía y a firmar una letra de cambio.

13 días después, el Gaula de la Policía liberó a la víctima, la cual se encontraba bajo custodia en un hostal del corregimiento Las Conchas, de Nechí. En el operativo no hubo capturas. Tiempo después, el mismo Gaula logró recuperar el ganado en una finca de Planeta Rica.

Las investigaciones por este caso continuaron. El pasado 13 de marzo en el municipio de Magangué (Bolívar), las autoridades capturaron a Avilés Camacho, presunto jefe militar del frente Francisco Morelo del Clan del Golfo, señalado de haber participado en el plagio.

Lea también: Extranjeros habrían robado en un hotel de Rionegro

Al hombre de 35 años de edad, la Fiscalía le imputó el delito de secuestro extorsivo agravado. El sospechoso no se allanó a los cargos y fue enviado a prisión por orden de un juez con funciones de control de garantías de Montería. Por este mismo caso, ya habían sido capturados y acusados Yeison Villegas Ordóñez, alias el Gato; Gustavo Adolfo Ruiz Barba, conocido como el Gordo, y Jairo Cáceres Cáceres, apodado el Viejo, extrabajador de la víctima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion