Todo está caro pa’la sancochada

Pa’l antioqueño es casi ley pasar el guayabo de Año Nuevo el 1.° de enero tomando sancocho en la cuadra y si es trifásico, mejor… […]

/ FOTO: ARCHIVO - JAIME PÉREZ.

Pa’l antioqueño es casi ley pasar el guayabo de Año Nuevo el 1.° de enero tomando sancocho en la cuadra y si es trifásico, mejor… Pero las mamás, que casi siempre son las encargadas de comprar los ingredientes, se están yendo de espaldas con los precios que están encontrando en carnicerías y revuelterías.

Lea también: Plata sí hay: comerciantes del Centro vendieron 1.5 millones en diciembre

Don Alirio, que vende papa en la Placita de Flórez, nos contó que hace un par de meses el kilo se encontraba fácilmente en $ 1200, pero hoy en día no baja de $ 3000, lo que significa un aumento de más del 50 %.

“La gente se queja mucho porque está muy cara, porque los riegos y los insumos del campo están muy costosos, entonces mucho campesino se le quitó a los cultivos, no están sembrando”.

Dijo.

La realidad es que todo está caro, por ejemplo Adrián Soto en su revueltería de la Placita vendía el kilo de mazorca en $ 4000, pero hoy en día tiene que venderlo en $ 5500 por los aumentos.

“Muchos creen que uno le pone el precio a eso, dicen que uno se volvió carero, pero no es eso”.

Un panorama similar ocurre con el plátano, el cilantro, la yuca y ni se diga de la carne, pues los precios han subido tanto, que este año el sancocho a muchos les tocará sólo con hueso o con unas de las tres carnes.

/ FOTO: ARCHIVO – RÓBINSON SÁENZ.

Promedios

Tan complejo está el panorama para el bolsillo de los antioqueños, que Fenalco dejó ver su preocupación por el aumento de un 30 % en la carne de res, un 25 % en el pollo y un 22 % en el cerdo.

Por ejemplo, el carnicero Ángel Úsuga, que también tiene su negocio en la Placita, detalló como evidencia esos aumento: “nosotros todo el año tuvimos los precios en alza, en este momento no hay pollo, hay escasez de material de pollo y la res estuvo esta semana cara”.

Para hacer el sancocho las carnes de res más populares son: trestelas, entrepecho, huevo de solomo, copete, sobrebarriga y morrillo, las cuales se pueden conseguir por libra entre $ 10.500 y $ 12.500.

En cuestión del pollo, los muslos, contramuslos y pernil los puede encontrar entre $ 3700 y $ 4500 la libra, pero si prefiere el pollo campesino, el precio se eleva a $ 5850. El cerdo se encuentra entre $ 8500 y $ 9500 la libra.

Para los comerciantes el alza radica en el impacto de la pandemia, los excesos en los precios para los insumos del campo y los rezagos del paro nacional.

Por su parte, Fenalco explicó que “para las carnicerías es difícil competir, debido a que en otros países están comprando la carne colombiana a un precio elevado y los productores la exportan porque reciben el pago en dólares”.

Así las cosas, no se extrañe con el guarapazo que puede recibir el bolsillo cuando vaya a comprar los ingredientes para la sopita de desenguayabe.