Tiene 63 años y cuando lo cojan tendrá que pagar más de 30 por matar a un hombre

Imagen de referencia para ilustrar la nota. /FOTO: ARCHIVO.

Guillermo Santa Claro, alias el Cojo, cuando sea capturado pasará el resto de su vejez tras los fríos barrotes de una celda carcelaria, debido a que fue condenado a 35 años de cárcel por el Juzgado 3 Penal del Circuito de Bello por el delito de homicidio agravado.

El crimen ocurrió el 13 de septiembre de 2008 en el barrio La Cumbre, de Bello. Esa madrugada, Guillermo mató a bala a Edison Andrés Navelez Mazo. En la misma balacera resultó lesionado un amigo de la víctima por tratar de defenderlo.

Tras las investigaciones, las autoridades encontraron que Santa Claro disparó contra la casa de la madre de Edison Andrés, porque supuestamente ella se llegó a meter en una relación afectiva que él tenía con una mujer. El ataque fue rechazado por Navelez Mazo y terminó con su muerte.

El victimario, quien ya tenía condenado por otro delito, escapó del barrio después del crimen.

“En el mismo fallo el despacho judicial absolvió al procesado por los delitos de porte ilegal de armas de fuego de defensa personal y lesiones personales por que las conductas delictivas ya estaban prescritas”, dio a conocer la Fiscalía.

Guillermo fue declarado ausente y el juez ordenó su captura para que cumpla con su sentencia en un establecimiento carcelario.