¡Qué descarados! En plena pandemia un alcalde se casó y armó fiesta con 50 personas y un concejal se fue de paseo en pareja

Las recomendaciones de distanciamiento social y las restricciones que actualmente tienen los sitios de recreación y hospedaje por la pandemia del coronavirus, no les importaron a 2 personajes de la política colombiana.

Resulta que Libardo Pinto, alcalde de Algeciras, Huila, está en el centro de la polémica tras conocerse un video en el que celebra su fiesta de matrimonio con unos 50 invitados, en medio del aislamiento obligatorio.

Otro que se pasó por la galleta el aislamiento preventivo obligatorio fue el concejal de Pereira, Joan Manuel Ríos Bedoya, a quien le dio por irse con su novia para los termales de Santa Rosa de Cabal.

La fiestota del alcalde

Pinto se habría casado en el municipio de Campoalegre. En un hotel de ese mismo lugar se realizó la reunión en la que los invitados no cumplían con los protocolos necesarios, pues no guardaban la distancia y ninguno hacía uso del tapabocas, medidas obligatorias según decreto presidencial.

 

Según el mandatario de Algeciras, en la reunión no hubo música ni alcohol y el video que se conoce es parte del vals, “que se celebra en todos los matrimonios”. Para Pinto, no hay ningún problema pues el lugar cumplía con todos los permisos y protocolos para abrir.

“Fue una ceremonia de boda. Simplemente lo que hice fue contratar los servicios de catering con un establecimiento comercial que cumple con todos los protocolos de seguridad donde me reuní con mi familia”.

Libardo Pinto, alcalde de Algeciras.

El alcalde explicó que la celebración se trató de una “ceremonia espiritual”, pues dice ser evangélico cristiano.

“No hubo rumba, no hubo trago, simplemente la ceremonia y una cena especial con el círculo de familia que cotidianamente comparto con ellos y eso no tiene inconveniente porque aquí estamos atendiendo cada uno de los protocolos”, le dijo a Noticias Caracol.

Libardo Pinto.

Sobre la gran cantidad de personas justificó que todas hacen parte de su círculo familiar, que es muy grande. Le quitó importancia al video en el que varias parejas bailan el vals sin tapabocas y sin guardar la distancia necesaria, porque, según él, se estaban dando todas las medidas.

Finalmente, Pinto resaltó estar actuando bajo la norma, pero enfatizó en que si el acto generó inconformidad en la ciudadanía y en los colombianos, expresa sus disculpas. “Solo tomé la decisión de reunir a mi familia en una cena”.

El Departamento de Policía de Huila indicó que se está realizando la verificación para determinar si el establecimiento contaba con los permisos para desarrollar este tipo de eventos.

El plan romántico del concejal de Pereira

El otro pecado del concejal del Partido Liberal, Joan Manuel Ríos Bedoya, además de pasarse la norma por la galleta, fue que en redes sociales fueron publicadas fotos en las que se le ve junto con su novia, Daniela Garcés González, compartiendo copas de vino y disfrutando de los termales del municipio de Santa Rosa de Cabal.

El plan romántico lo armaron el pasado fin de semana porque, según aclaró el corporado, estaban de aniversario y al averiguar con la administración del sitio no les indicaron que no podrían hospedarse ni abstenerse de hacer uso de las zonas húmedas.

La FM citó a la pareja del concejal, quien dijo: “El día 9 de julio solicité una cotización a Termales de San Vicente, ellos me enviaron por correo toda la información de los paquetes que tenían habilitados, mencionaban normalmente que se podía hacer uso de las zonas húmedas, que nos ofrecían el hospedaje, el restaurante e hicimos la reservación”.

Pero las imágenes del plan romántico fueron conocidas por las autoridades de Santa Rosa de Cabal y por eso a Joan y Daniela les impusieron comparendos por violación de la medida santitaria. Según el concejal, él y su pareja tomaron la decisión de dar la cara el pasado domingo ante las autoridades y en ese momento los sancionaron.

“Recibimos un comparendo y sabemos que hay cuarentena. En ningún momento nos advirtieron que no podíamos usar las piscinas termales”, dijo Ríos Bedoya, citado por Blu Radio.

Sobre este caso también se ha especulado que la pareja pudo trasladarse hasta los termales gracias a que el político hizo uso de su credencial o carné para evadir controles en las carreteras, aunque esa es una versión que no se ha comprobrado.

Las autoridades de Santa Rosa de Cabal anunciaron que empezaron una investigación administrativa contra la empresa Termales de San Vicente, por prestar servicios diferentes a los corporativos, como lo tiene permitido por ahora la normatividad nacional.