Piénselo mucho antes de hipotecar su casa

Algunas veces la desesperación nos lleva a situaciones al límite en las que no es correcto tomar decisiones definitivas.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero lo cierto es que cuando se tiene en mente una acción que puede transformar radicalmente nuestras vidas lo mejor es siempre guardar una esperita, respirar profundo y pensar con más cabeza fría las cosas.

Cuando el billete falta la desesperación abunda, pues las obligaciones económicas reflejadas en las voces de los chepitos que nos llaman para cobrarnos de todo lado cuelgan sobre nuestra espalda un mico enorme del que no es fácil librarnos.

En este sentido, a la mente de algunos ha llegado la idea de hipotecar la casa frente al banco como último recurso para tapar algunos huecos, y comenzar de ceros.

No obstante, al ser esta una opción que implica demasiadas consecuencias, queremos ofrecerle, a continuación, algunos consejos de expertos que hablaron con Q’HUBO para que se lo piense dos veces antes de firmar el acta de hipoteca de su casa.

¿Si le conviene hipotecar?

En una situación desesperada, puede parecer una opción viable hipotecar la casa. En este sentido, Carolina González (foto), asesora de finanzas personales, nos contó lo siguiente: “Se debe analizar muy bien para qué se endeuda y la capacidad de pago real, igual que con cualquier otro proceso de endeudamiento, independientemente del contexto económico”.

/FOTO: MANUEL SALDRARRIAGA.

Ahora bien, la situación económica actual puede generar posibles impagos y si la hipoteca es para inversión, se hace más imperante revisar con lupa el nivel de riesgo de dicha inversión en un entorno de inestabilidad y recesión.

La pregunta clave es: ¿realmente esa inversión es una gran oportunidad o una burbuja idealista?.

“En los momentos de crisis lo primero que se debe hacer es un plan financiero de choque antes de endeudarse con cualquier crédito. Cargarse otra deuda encima sin un plan solo puede hacer más grande el problema”.

Jairo Forero, experto en finanzas.

Jairo Forero, experto en finanzas, recuerda que “gracias a internet hay 1000 formas de generar dinero, como vender cosas que ya no use por plataformas como Mercado Libre”.

Forero considera, además, que “se deben aprovechar talentos y monetizarlos. Si sabes tocar guitarra, sube videos y cobra por eso”.

Fernando Suárez, asesor de la empresa de educación financiera Valoris, cree que si ya no hay más de donde agarrar y la necesidad es urgente, lo mejor es vender la casa en vez de hipotecarla, si lo que quiere es pagar las culebras que tiene pendientes, y comprar otra propiedad más pequeña para así no quedarse en la calle.

Otra opción, según Fernando, es la de echar mano de las cesantías para quienes tenían empleo antes de la pandemia.

Miguel Vivas.