¡PAISAS BERRACOS! que nos hacen erizar la piel

Reparten ayudas por todos lados

Repartición de mercados, almuerzos, dotación de un hospital para atender el coronavirus, desinfección de la ciudad y hasta de las cárceles, es lo que ha hecho por 3 meses la fundación paisa Salvar vidas ya.

“Somos un grupo de empresarios y médicos de Antioquia que queremos ayudar a que el coronavirus no se propague más. También, a que la gente humilde no pase hambre, por eso, creamos un comedor comunitario, damos mercados, desinfectamos la ciudad día y noche. Además, vamos a las cárceles y ayudamos a 44 estudiantes de La Guajira y César a regresar a sus casas. Vamos a los lugares más necesitados del Valle de Aburrá”, nos contó Andrés Felipe Montoya, empresario del sector agropecuario y líder de la fundación.

Junto al Esmad, la Policía y el Ejército, la fundación repartió mercados en el barrio Olaya Herrera, al occidente de Medellín. /FOTO: CORTESÍA.

Estos ángeles de la ciudad no quieren que las ayudas solo sean por tiempo de pandemia, por eso, piensan dejar la fundación hasta que puedan.
“Sabemos que necesidades hay todos los días, así que hasta que Dios nos ayude tendremos la iniciativa. Hasta ahora hemos impactado a más de 1000 personas y la idea es seguir. Quien se quiera sumar lo puede hacer a través de la página web:www.salvarvidasya.org/”, finalizó el ejemplar hombre.

Pasó de ser el duro de la rumba al de las frutas y verduras

/FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

Antonio Acevedo, del barrio Castilla, tenía hace 18 años una discoteca que ponía a rumbear a todos en el sector. Por la pandemia, el hombre, de 55 años, tuvo que cerrar el visitado bailadero, pero para evitar quebrar se reinventó y en el mismo local montó tremenda legumbrería.

“Supe que la cosa con el virus iba para largo, entonces no me podía quedar cruzado de brazos. Pasé de vender tragos a legumbre, pero todo es válido para sobrevivir y seguir adelante. Agradezco lo que es hoy la legumbrería, pero espero en un futuro volver con la disco. Le aconsejo a la gente que no pierdan la esperanza y se reinvente en sus oficios. Todo al principio es duro, pero si se hace con amor, tiene que funcionar”, nos aseguró el simpático hombre.

La legumbrería, ubicada en la carrera 68 con calle 96, ya ajustó 2 meses y brinda empleo a 4 personas, pues el flujo de gente es bastante. Toño, como le dicen de cariño en su barrio, es sin duda un negociante muy echado pa’lante y berraco.

Inventó panel anticoronavirus

/FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

Al ingeniero civil Juan Esteban Pulgarín la cuarentena le despertó la imaginación. Resulta que este paisa de 33 años creó tremendo panel anticoronavirus para los carros, en especial para los taxis.

“Tengo un familiar con cáncer y llevarlo al médico era muy preocupante, pues los viajes son en taxi. Se me ocurrió la idea del panel para evitar como ese contacto con el conductor, ya que estas personas son más vulnerables. Investigué muy bien, porque quería un material que sirviera al 100 %. Luego le dije a mi mamá que trabajó en confecciones y empezamos. También lo hice porque quiero ayudar a que el virus no se propague”, nos contó el ingenioso hombre.

A la fecha, Juan ha vendido más de 200 paneles a diferentes partes del mundo. “Mi consejo es que no se lamenten por lo que hay sino que siempre busquemos de las crisis una oportunidad de mejora. Mi empleo también se vio afectado, por eso, me reinventé. El panel lo pueden conseguir en el 304 611 06 12”.

Esta es la quinta entrega en este lunes festivo, 29 de junio, de nuestro informe especial ‘PAISAS BERRACOS!. En los próximos minutos encuentre otras 3 historias que nos hacen erizar la piel.

También lea: ¡PAISAS BERRACOS!