Nuevo capitulo entre autoridades y habitantes del morro de Moravia expuestos a un desalojo

Luego del dialogo el bloqueo fue levantado. /FOTO: EDWIN BUSTAMANTE.

Pensando que la orden de desalojo del morro de Moravia se iba a llevar a cabo este lunes, 18 de abril, algunos pobladores salieron a protestar.

Sobre las 5:00 de la madrugada varios ciudadanos de esta zona del nororiente de Medellín bloquearon con barricadas el paso de los vehículos entre la carrera 62 (avenida Regional) y las calles 73 y 77.

/FOTO: CORTESÍA.

Pasadas las 7:00 a.m. el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) llegó al sitio y se generaron disturbios con los habitantes y, según el comandante de la Policía Metropolitana de Valle de Aburrá, brigadier general Javier Josué Martín Gámez, también con miembros de la denominada Primera Línea.

También puede leer: ¡Ya es oficial! Reinaldo Rueda no es más el técnico de Colombia.

Horas más tarde, sobre las 9:00 a.m. las barricadas fueron removidas y el paso por la importante vía fue habilitado nuevamente.

/FOTO: EDWIN BUSTAMANTE.

Y es que todo surgió luego del fallo emitido la semana anterior por el Juzgado Primero Civil del Circuito de Oralidad, donde obligaba a las casas y ranchos construidos en este morro fueran desalojados, pero luego del cumplimiento de una serie de requisitos por parte de la Administración municipal, como la instalación de mesas de trabajo, el censo y ofrecimiento de la oferta institucional.

“El desalojo no es porque uno quiera, es que obedece a cuidar vidas de personas que están allí; no se les olvide que eso era un basurero y en cualquier momento, Dios no quiera, se genera una tragedia”.

Secretario de Seguridad y Convivencia de Medellín, José Gerardo Acevedo Ossa.

Una bomba de tiempo

Durante un consejo de gobierno, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, recordó el riesgo que representa para las personas del morro de Moravia habitarlo.

También le puede interesar: La razón por la que el Metro bandereó al DIM en redes.

Según el funcionario, “el morro de Moravia es realmente un morro artificial creado de basura. Esa basura está produciendo unos gases que se están acumulando, y de tiempo en tiempo se vuelve una bomba que ha causado incendios de forma periódica y reiterativa. Ningún alcalde y ningún funcionario público puede dejar que estén ahí, eso no es una alternativa”.

/FOTO: EDWIN BUSTAMANTE.