Más vino y cigarrillos y menos aguardiente, el panorama en cuarentena

Estar en casa no quiere decir que a veces no nos podamos tomar unos traguitos. Los domicilios están a la orden del día y también para el aguardiente, el ron o la cerveza.

Por estos días todos los negocios han sufrido una caída en sus ventas, pero las entregas puerta a puerta, por supuesto, se han incrementado.

El encierro, sin embargo, parece llevar a un consumo moderado y eso lo notan los estanquillos que han visto una notable disminución en la venta de licores fuertes como el aguardiente, el tequila o el ron, pero el aumento en los vinos y los cocteles o tragos de compartir como crema de whisky o piña colada.

“La gente está compartiendo mucho en familia, entonces no se está viendo mucho en licores fuertes sino vinitos, cremas y piña colada. La cerveza también se ha incrementado, se nota que la gente está tomando en compañía”, explica Sebastián Vargas, del estanquillo Copa Licor, de Bello.

La cerveza tampoco puede faltar y algunos comerciantes dicen que el litrón está saliendo más de lo acostumbrado, pues pueden guardarlo en la nevera y tomarlo de a poco o compartir con los demás integrantes de la familia. Estas son algunas de las cosas que ha detectado Julio Fernández, de la Distribuidora Portugal, en La Estrella. “La venta de la cerveza litrón se ha aumentado. Como no se puede consumir en los establecimientos, la gente la está llevando para compartir en sus casas, o igual, porque sale más económica. La venta en todo ha aumentado para las casas. Yo surtía mucho negocio, entonces eso está quieto, pero en las casas ha aumentado”, aclara . “Esto es un estrato 2, entonces en licores costosos es muy quieta la venta, y en estos días se ha vendido bien”.

En eso coinciden en La Careta, en La 70, donde dicen que “en este tiempo el aguardiente y el Ron Medellín han bajado mucho, pero el ron importado se vende muy bien para regalos”.

Pero si en algo coinciden estanquillos y distribuidoras es en el aumento en la venta de cigarrillos. Al parecer la ansiedad o el solo hecho de no tener que salir de los puestos de trabajo para fumar, hace que el consumo de tabaco sea mayor, como lo señalan en Correo de Medianoche, en Itagüí. “La venta de cigarrillos no para, la gente no deja de fumar”. O como recalcan en Copa Licor, de Bello: “Ha aumentado el consumo. Si antes alguien se fumaba 3 cigarrillos al día, ahora pueden ser 6 o 9”.

A pesar de esta tendencia, recuerde que el tabaquismo y el exceso de licor son nocivos para la salud. Así que usted decide cómo, dónde y en qué medida los consume por estos días de cuarentena, porque, aunque no hayan negocios abiertos, los domicilios sí están a la orden del día.