Marilyn Patiño y su vida en el campo

Lorena Eesteban Meléndez
lorena.melendez@qhubo.com

Alejada del lente de las cámaras, los tacones y trajes glamurosos, la actriz Marylin Patiño pasa sus días en el campo, al lado de su esposo Fabián Bonilla y disfrutando del rol más exigente y satisfactorio de todos: ser mamá. Desde el pasado 7 de marzo, mucho antes de que se decretara la cuarentena nacional, ella dejó el ruido y acelere de la capital para instalarse en su finca en Guateque (Boyacá).

“La cuarentena me está tratando bien, contenta porque entre tanta ocupación no hay tiempo para aburrirse. ¡Imagínate, con dos hijos el tiempo no da abasto! Ando con ellos para todo lado”, nos contó vía telefónica y su tono de voz se notaba cálido y tranquilo.

Y tiene razón, ni ella ni sus hijos tienen tiempo para aburrirse, pues a diario hacen caminatas por zonas verdes, trabajan en las labores del campo y hasta disfrutan las cosechas que les regala la madre tierra. “Mi hijo Valentín se la pasa recogiendo hojas secas en sus carritos, alimenta a los pollos y las gallinas, y ve a la vaca de lejos. Al chiquito (Samuel) me lo llevo en el portabebés y me acompaña en mis caminatas, eso es básicamente lo que hacemos”, reveló.

Pero, ¿por qué alejarse de la ciudad para internarse en la naturaleza? “Las labores del campo son las más importantes hoy en día, el campo es lo primero, lo básico y se va a volver lo indispensable, esto es lo que tiene hoy en día más valor como tierra, propiedad e inversión”, nos aclaró.

¡Y tiene toda la razón, ya que no solo mejora la calidad de vida sino que además resulta un gran alivio para el bolsillo!

“En el campo casi no se gasta dinero. Cuando tienes una finquita sabes que puedes cosechar lo que siembras, y cuando necesitas comprar algo en el pueblo resulta mucho más económico que en la ciudad. Todo lo que produce la finca es para nosotros y complementa nuestra canasta familiar. Lo otro es que yo vivo de la renta y gracias a Dios me sigue llegando ese dinero, porque las personas que viven ahí todavía están trabajando. Hemos sido muy favorecidos”.

Marilyn Patiño

Maternidad aislada

Hace apenas 9 semanas Marilyn trajo al mundo a Samuel, su segundo hijo y quien llegó a hacerle compañía a Valentín, su primogénito. Eso sí, cuenta que la maternidad no ha variado mucho en tiempos de aislamiento.

“Realmente la maternidad con Samuel no ha cambiado en nada, porque yo no estoy acostumbrada a permanecer en la calle. Cuando tuve a Samuel en Miami (EE. UU.), allá sí salíamos a diferentes parques, y sí me ha hecho un poco de falta eso, los parques para mis hijos y llevarlos a cine, porque Valentín está en una edad donde disfruta ver películas, pero por ahora debemos quedarnos en casa para proteger mi vida y la de los demás”, manifestó esta talentosa caleña, a quien recordamos por participar en producciones como ‘Sin senos sí hay paraíso’, ‘La viuda negra’ y ‘Un sueño llamado salsa’, entre otros.

Para finalizar, la hermosa artista nos compartió la lección que le ha dejado hasta ahora la cuarentena. “El mayor aprendizaje que me ha dejado es que debemos volver a lo básico, a lo esencial, al inicio de todo. Ese es el mensaje que nos está dando la naturaleza y es que valoremos la tierra, a los campesinos y nuestro país, nuestra vivienda… todo lo que tenemos. No a la violencia, debemos ser felices con lo que tenemos y en el lugar donde escogimos vivir. Además, no debemos dejar para mañana lo que podemos hacer hoy”.