Lo conocimos por robar carros que le entregaban para trabajar, pero parece que estafaba a Raymundo y todo el mundo

Una vez la Fiscalía dio a conocer la captura el pasado 25 de julio de Juan Carlos Londoño López, a quien un juez de Medellín lo envió a la cárcel como presunto autor de estafa agravada en concurso homogéneo y sucesivo y falsedad en documento privado, porque se apoderó de varios carros que le dieron para que los trabajara transportando pasajeros mediante plataformas como Uber, se conocieron nuevas denuncias de personas que dijeron que también fueron timadas en otras actividades.

Algunas de ellas son arrendatarios de apartamentos amoblados, quienes manifestaron que supuestamente Londoño López aparentaba arrendarlos para ocuparlos y una vez le entregaban las llaves desaparecía con todos los electrodomésticos y objetos de valor de los mismos.

Esta imagen se la tomaron tras ser capturado la semana pasada.

En este sentido se conocieron varios casos en los que en medio de las restricciones de movilidad por la pandemia del Covid-19 habría tumbado a supermercados y tiendas que venden a domicilio y hasta una empresaria bogotana fabricante de tapabocas dijo haber caído en las redes de esta persona, quien le pidió un millonario envío de estos elementos a Ipiales, Nariño, y no pagó.

Según otras denuncias este hacía que le llevaran mercados y entregaba falsas consignaciones a favor de los establecimientos proveedores.

Al conocerse por la prensa la noticia de su captura el pasado sábado 25 de julio, también se destaparon las reseñas periodísticas de medios de comunicación del país sobre otras supuestas timadas de este individuo, quien se hacía acompañar de una mujer y de un bebé para inspirar compasión.

Según las revelaciones hechas por la web ni los extranjeros se salvaron del accionar de Londoño López. Se dijo que, según una denuncia conocida en Esmeraldas, Ecuador, habría arrendado allí un apartamento por días y luego desapareció con todos sus enseres.

Se conoció que por una estafa similar con un apartamento amoblado fue denunciado en Flandes, Tolima.

Pero en agosto de 2018 se presentó un caso que llamó la atención con esta persona en el sector de El Rodadero, en el municipio de Gaira, cerca de Santa Marta, departamento del Magdalena, donde el Gaula de la Policía logró el rescate de un ganadero de Casanare que llevaba 3 días secuestrado.

Resultó ser Londoño López, quien se había apoderado de un carro que le dieron para trabajar y su propietario en el afán de recuperarlo, lo retuvo y un cómplice de Londoño López le dio aviso a la Policía y denunció el caso como un plagio ocurrido en el municipio vecino de Ciénaga. Los 2 hombres capturados en el operativo fueron dejados a disposición de la justicia por el delito de secuestro.

Le puede interesar: Ganadero estafador de Ciénaga apareció ahora en Ecuador… ¿y haciendo brujería?

Finalmente, el pasado 25 de julio Juan Carlos Londoño López cayó en poder de las autoridades cuando se encontraba en un lavadero de carros en Ipiales, Nariño.

Lo arrestaron porque tenía requerimientos de un juzgado penal de Medellín porque entre 2017 y 2019 se apropió de varios vehículos en los municipios antioqueños de Medellín, Envigado, Sabaneta, Bello y Pueblo Rico, así como en la ciudad de Montería, Córdoba.

Dijo la Fiscalía que a este hombre le fueron imputados 16 hechos en los cuales se habría apropiado de más de $ 300.000.000, aunque la Sijín de la Policía Nacional logró la recuperación de varios de los vehículos.

Londoño López, de 38 años de edad, se allanó el pasado lunes a los cargos formulados por un fiscal de estafas de Medellín, que desde hace 8 meses lleva a cabo la investigación.