Las casas de Ancón II siguen cayendo como un castillo de naipes

Así, como un castillo de naipes, el movimiento de tierra en masa se está llevando las viviendas de Ancón II, en Copacabana. /FOTO: CORTESÍA.

Ante la caída de muros de una residencia vecina y el movimiento de tierras que se acrecentó en la semana que termina, la Oficina de Gestión del Riesgo de Copacabana evacuó, en las últimas horas, a una familia que aún continuaba en el lugar afectado del sector Ancón II.

Se trata de la familia Ruiz, que toda la vida ha residido en un caserón emblemáticó y ancestral de Copacabana y aún no había abandonado la residencia.

Oswaldo Isaza Meneses, secretario de Infraestructura y coordinador de la Oficina de Gestión de Riesgo de Copacabana, dijo que a la media noche del 25 de agosto pasado cayó un fuerte aguacero, lo que aceleró el movimiento y destruyó casi en su totalidad 10 de las 34 casas e inmuebles que estaban agrietadas y en peligro de colapso, desde que empezó esta emergencia en diciembre de 2018.

El total fueron evacuados de la casa de los Ruiz 5 personas adultas y un joven, quienes se autoalbergaron donde una familiar, mientras que consiguen arrendar otra residencia.

Como se recordará desde que se tomaron las primeras medidas por este deslizamiento en marzo de 2019, fueron evacuadas 70 familias, de las que ya han regresado al sitio 10.

Por la caida de este muro el pasado martes, el muro de una residencia vecina cayó sobre la vivienda de la familia Ruiz. /FOTO: CORTESÍA.

Al respecto, en una reunión el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de la población dijo que lo que está ocurriendo allí es que se está incrementando la velocidad del movimiento de tierra en masa.

Se indicó que existe un inminente colapso total de 10 viviendas, por lo que el Consejo recomendó realizar por parte de la Administración municipal una nueva declaratoria de calamidad pública, decisión que fue avalada por el Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de la Gobernación de Antioquia (Dapard), Corantioquia, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amba) y demás entidades del orden municipal, dijo un comunicado del Consejo.

Como si las hubiera afectado un terremoto, el movimiento de tierra está destruyendo las viviendas y locales comerciales de Ancón II. /FOTO CORTESÍA.

Llamado a evitar riesgos

De igual forma se les ordenó a los habitantes afectados abstenerse de residir allí y hacerles adecuaciones a las viviendas.

También le solicitaron a la Secretaría de Gobierno, en asocio con el Ejército y la Policía, que hagan patrullajes las 24 horas en el lugar para brindar una mayor seguridad.

Finalmente el Consejo convocó a una visita a la vereda Ancón II a las entidades implicadas en el monitoreo permanente como el Sistema de Alerta Temprana (Siata), Corantioquia, Dapard. Amva y Secretarías de Infraestructura y Planeación del Municipio para que hagan un reconocimiento y así poder adquirir mayores criterios sobre la situación.

Isaza Meneses declaró que para hacer obras de mitigación en el lugar se requieren $ 110.000.000.000, recursos con los que no cuenta la Administración y por eso se recurrió nuevamente a la declaratoria de calamidad para que el Área Metropolitana y la Gobernación de Antioquia los apoyen.

De las 70 familias evacuadas a 40 aún les paga el Municipio el respectivo arriendo.

En el lugar hay 34 inmuebles ya prácticamente colapsados y otros 116 de los alrededores están en alto riesgo.