La final de la Supercopa de Europa, con público este jueves

Así lucen las gradas previo a la final de la Supercopa. / FOTO: AFP.

Unos 15.500 espectadores, la gran mayoría húngaros, asisten este jueves, desde las 2:00 p.m., al estadio Puskas de Budapest para presenciar la Supercopa de Europa, que disputan Bayern Múnich y Sevilla, primer gran partido de fútbol europeo con público desde marzo, indicó la Uefa a horas del comienzo del juego.

Cientos de hinchas desistieron de asistir por el riesgo de contagio./ FOTO: AFP.

La confederación europea había querido en un primer momento ocupar el 30 % de las 68.000 plazas del estadio, unas 20.000 personas en este este proyecto piloto de reintroducción de público a pesar del recrudecimiento de la pandemia de coronavirus en Europa y especialmente en Hungría.

Una decisión que alimentó las críticas, principalmente del gobierno regional de Baviera, que pidió a los hinchas del Bayern Múnich que no viajaran a Budapest.

“Tendremos casi 16.000 espectadores en el estadio, ni el 30 %. Las medidas son estrictas y no es cuestión de tomar riesgos sanitarios para los fans”.

Presidente de la Uefa Aleksander Ceferin en una rueda de prensa este jueves.
Todas las medidas y protocolos de bioseguridad se pusieron en marcha. / FOTO: AFP.

“Lo más sencillo hubiera sido no hacer nada, esperar. Si no haces nada, no cometes errores, pero nada se mueve. La salud es nuestra prioridad número uno, pero queremos aportar esperanza“, añadió, precisando que la instancia trabaja “día y noche” en la situación sanitaria y no había decidido “nada por el momento sobre la presencia de espectadores en los futuros partidos europeos”, hasta ahora previstos a puerta cerrada.

/ FOTO: TOMADA DE TWITTER.

Hoy más del 90 % de los espectadores en el estadio serán locales. De las 3000 entradas reservadas para las hinchadas de cada club, únicamente 350 serán utilizadas por el Sevilla y 1200 por el Bayern, indicaron fuentes de la organización.

Centenares de hinchas bávaros devolvieron sus entradas en los últimos días después de que Alemania situara a Hungría en “zona de riesgo” sanitaria.

 

AFP