Actualidad roja: La alegría de Pardo por “regresar con gol” y la evolución de Ricaurte

Felipe Pardo, extremo de Independiente Medellín. / FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ.

La sensación de comenzar con pie derecho la liga colombiana es un sentimiento que solo 6 equipos del retado nacional pudieron concretar en la primera fecha del Torneo Apertura y uno de ellos fue Independiente Medellín, que venció 1-0 a Deportes Tolima.

Hinchas, plantilla y cuerpo técnico no ocultaron la emoción de volver a saborear la victoria, que le ha sido tan esquiva al Rojo, y de la mano de un viejo conocido: Felipe Pardo.

Antecedente: Nueve años después, Pardo volvió para darle el triunfo al DIM

El extremo chocoano fue una apuesta que el técnico Julio Avelino Comesaña se jugó a los 69 minutos del partido. Una apuesta que la familia poderosa aprobó y que, afortunadamente, salió bien para el club y el estratega uruguayo, quien todavía tiene que sortear las carencias y las falencias que le han pegado duro al DIM.

“Cuando uno tiene la nevera llena y tiene para elegir es una cosa, pero cuando no queda nada, se sufre. Lo mismo pasa en el fútbol, nos faltan muchas cosas, estamos en construcción. Felipe (Pardo) representa muchas cosas en la afición y en algún momento me lo iban a pedir, por suerte salió todo bien”.

Esa misma suerte la sintió Pardo, de 31 años de edad, quien se mostró satisfecho por revivir el delirio de lo que es celebrar y ser grande con el Poderoso: “Es un sueño hecho realidad, donde la ilusión, desde que firmé con el equipo, es entregarme al 100 %. No teníamos mucho ritmo, es una alegría regresar con gol y más con la ilusión de la gente. Es el comienzo de grandes cosas con ayuda de Dios”.

“El equipo se comportó a la altura, la gente también”.

El sentimiento es mutuo

Y si los elogios llovieron de técnico a jugador, el atacante le devolvió el servicio a Comesaña: “El profe estudió muy bien el partido, todo el mundo sabe que Tolima juega bien al fútbol y se defiende bien. En el banco teníamos hombres frescos, creo que hoy todo es alegría porque el equipo ganó, se viene trabajando poco a poco. Yo también venía de una para y me voy poniendo a tono, esta pretemporada la hice toda y así aportarle más al club”.

¿Qué le pasó al 10?

Volver a ver al quibdoseño en el campo, con la camiseta de Medallo y celebrando en familia, fue un bálsamo para la hinchada escarlata, que ahora está penando por la condición física se otro ídolo del presente: Andrés Ricaurte.

“Andrés Ricaurte tuvo una contractura muscular y por precaución decidimos cambiarlo. Ojalá no sea grave”.

Comentó Comesaña al final del juego.

Para este lunes, el Equipo del Pueblo informó que Ricaurte “sintió una molestia en el cuádriceps de su pierna izquierda” y que el jugador “se encuentra en evaluación permanente por parte del departamento médico. Se espera su evolución y los resultados de los exámenes para establecer un diagnóstico oficial”.