Ideas para que celebre el Día del Padre sin salir de la casa

Las costumbres han tenido que cambiar debido a la contingencia por el coronavirus. Salir de casa no es una buena opción y celebrarle el Día del Padre no tiene que ser un dolor de cabeza. Haga uso de su creatividad y hágale pasar al jefe del hogar un día inolvidable simplemente con actividades que van más allá de lo económico.

Claro está, si le tiene un regalo, que sea un buen momento para destapar paquetes en la sala y demostrarle lo importante que es para usted.

Con comida

Generalmente los hombres son amantes de la comida. Sepa qué es lo que más le gusta y sorpréndalo con un desayuno en la cama. Si es el caso prepare su almuerzo favorito y, ojalá, lo ponga a cocinar con usted la torta casera. Hágalo sentir importante, y si nunca se arrima a la cocina, esta puede ser una oportunidad para que lo haga en familia.

Con recuerdos

Busque esas fotos de su pasado con las que evoquen todos los recuerdos. Mientras más antiguas, más comentarios y risas pueden traer. Haga un collage con todos los hijos (ojalá) de bebés en sus brazos, el día que salieron de paseo o ese video de la fiesta en la que la pasaron tan bien.

Con talentos

Intente hacer actividades divertidas. Integre a toda la familia y haga una muestra de talentos, donde el invitado más importante sea su papá. Si él canta tangos, escribe poemas, baila o actúa, pues que sea su momento. Si, por el contrario es apático a este tipo de cosas y no le gusta hacerlo, entonces que sea una especie de jurado y aprecie lo que su familia preparó para él.

Con planes comunes

Si es de los que prefiere el fútbol o las películas, dele gusto. Un picadito de fútbol en el patio o hasta en la sala de ser necesario (con mucho cuidado de no hacer daños) los hará divertir un rato. Pero si es amante de las películas, prepare palomitas de maíz y acuéstese junto a él a ver su género preferido.

Con juegos y tecnología

Para esos papás que son pa las que sea. Invítelo a hacer Tik Tok, hay juegos divertidos para involucrarlos, o simplemente a medírsele a los videojuegos. A veces terminan riéndose más por su falta de experiencia. Tómese selfis, involúcrelo en ese mundo digital y de redes sociales.

Consiéntalo

Cuando el cansancio llame, dele un masaje, arréglele las uñas, si le puede dar una manita con la barba o con el pelo, hágalo. Déjelo relajado y papacito para que no olvide que ese día que no pudo salir a almorzar a un restaurante, de paseo a un centro vacacional o de compras y diversión a un centro comercial, ese día fue el mejor de su vida.