Hospitalizado por el golpe

Gao Fenghua nunca pensó que mientras daba un paseo por una calle de Harbin (China), un gato le iba a caer encima. Y fue tan duro el golpe que lo dejó tirado el piso.

El felino resultó ileso y se escapó, pero el perro que tenía Gao lo persiguió y lo logró atrapar. El sujeto tuvo que ser llevado al hospital y fue internado durante 23 días.

 

Por Juan Camilo González