Gringos vendían desde Colombia una supuesta pócima mágica para curar el coronavirus

Mark Scott Grenon y Joseph Timothy Grenon. /FOTO: FISCALÍA.

Por jugar con las ilusiones de las personas con enfermedades terminales, presuntamente vendiendo una falsa pócima para curar una serie de enfermedades, entre ellas el coronavirus, fueron capturados en el sector de El Rodadero, en la ciudad de Santa Marta, los ciudadanos estadounidenses Mark Scott Grenon y Joseph Timothy Grenon.

/FOTO: FISCALÍA.

Padre e hijo, respectivamente, fueron detenidos por funcionarios del del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, el Gaula Militar y la Fuerza Aérea, en atención a una solicitud de extradición emanada por la Corte Distrital para el Distrito Sur de la Florida, que los requería por el “delito de concierto para defraudar a los Estados Unidos y cometer delito en contra de los Estados Unidos al introducir un medicamento falsamente marcado en el comercio interestatal”, informó la Fiscalía.

/VIDEO: FISCALÍA.

Según el director especializado contra el Narcotráfico de la Fiscalía, Ricardo Enrique Carriazo, los sospechosos “habrían fungido como guías espirituales de una congregación religiosa internacional, para vender a sus seguidores en internet, una supuesta solución mineral para tratar el Covid-19, el cáncer, el VIH y la esclerosis múltiple”.

Y es que, a raíz de la muerte de 7 ciudadanos estadounidenses, presuntamente a causa de la sustancia, la Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos (FDA) analizó el producto y determinó que este no tenía efectos medicinales. También dio a conocer que la tal pócima curativa era un potente blanqueador textil e industrial, altamente tóxico.

/FOTO: FISCALÍA.

¡Ya lo vendían en Colombia!

Las investigaciones realizadas por la Fiscalía revelaron que los extranjeros supuestamente se encontraban comercializando la pócima en la capital de Magdalena, también que desde allí realizaban envíos a los Estados Unidos y a varios países de África.

/FOTO: FISCALÍA.

Ahora, padre e hijo quedaron a disposición del ente investigador. Las capturas fueron notificadas al Ministerio de Relaciones Exteriores, para que la entidad informe a la Embajada de Estados Unidos en Bogotá y se formalicen los pedidos de extradición.