EN VIDEOS: ¡Qué despelote! Este fin de semana hubo asonadas contra la Policía en Bello y Medellín

Este es el momento en que un bus en Manrique golpea a un hombre que salió corriendo luego de lanzar al piso una moto de la Policía. /FOTO: CORTESÍA.

Dos nuevas asonadas se presentaron en las últimas horas contra la Policía en barrios de Medellín y el municipio de Bello.

Una de ellas ocurrió hacia las 1:00 p.m. del sábado, en la carrera 44A con calle 74, barrio Manrique Central, nororiente de Medellín, luego de que la comunidad llamó al sistema de emergencias 123 a reportar un caso de una persona herida.

Cuando la patrulla del cuadrante llegó al sitio se encontró con una fiesta con un equipo de sonido a alto volumen, por lo que los uniformados procedieron a realizar los respectivos comparendos, por violación a las medidas sanitarias por el Covid-19, que aún están vigentes, sobre todo tratándose de fiestas y consumo de licor.

Esto irritó a las personas que estaban en el sitio y una de ellas, de 38 años de edad, que presuntamente insultó a los policías, se lanzó contra la moto de los uniformados y habría intentado prenderla, pero como no pudo hacerlo la tiró al piso y le causó algunos daños, especialmente a las direccionales.

Luego de eso salió corriendo, pero en ese momento por el sitio pasaba un bus que lo golpeó y lo lanzó al piso. Afortunadamente el conductor logró desacelerar la marcha del automotor y ese accidente no terminó en tragedia.

Esto enfureció más a las personas presentes en el lugar, que, con golpes y lanzando piedras, atacaron a los uniformados.

El hombre fue llevado a un centro asistencial, donde quedó detenido porque deberá responder por los delitos de violencia contra servidor público y daños en bienes del Estado.

 

En la noche

Hacia las 8:30 p.m. del sábado, en el barrio Buenos Aires, de Bello, se presentó otro enfrentamiento con patrulleros que llegaron a un sitio donde había una fiesta.

En el lugar los uniformados capturaron a un joven al que le encontraron un arma de fuego y esta acción provocó la reacción de los vecinos, que con sillas, palos y piedras atacaron a los miembros de la fuerza pública para que no se llevaran al individuo, que finalmente fue arrestado.