EN VIDEO: ¡Qué tal estos! Les importó 5 que hubiera restricciones por la pandemia y armaron una rumba con unas 500 personas

Mientras en Medellín y el Valle de Aburrá el balance del Día del Padre fue positivo, según la Policía, en Cali la cosa fue muy diferente. ¡En la capital vallecaucana hicieron fiesta con el toque de queda!

También lea: La Policía asegura que en el Día del Padre nos manejamos bien en el Valle de Aburrá.

La Policía desarticuló más de 100 fiestas en la ciudad en el Día de Padre, una de ellas de más de 500 personas en el sector conocido como la Colonia Nariñense.

Más de 500 efectivos de la Policía salieron a las calles a hacer control de las medidas impuestas por la Alcaldía de Cali con el fin de mitigar la expansión del Covid-19.

La situación más compleja la vivieron en la Colonia Nariñense, donde las unidades policiales se encontraron con una fiesta de más de 500 personas, según versión del brigadier general, Manuel Vásquez.

Según citó el diario Q’HUBO de la ciudad de Cali, el brigadier afirmó que necesitaron acudir a la intervención policial -la última instancia, de acuerdo a su declaración- para poder controlar la reunión de personas.

“Estamos ante unas medidas administrativas de toque de queda y ley seca. Y esta es la realidad en algunos sectores”, aseguró Vásquez.

En el video, que fue compartido por la Policía, se observa una aglomeración de niños, mujeres y hombres que festejan con licor en mano y que no reciben con agrado la presencia de la autoridad.

Algunos, incluso, se enfrentan a ellos y les gritan que se vayan del sector. Minutos después, la Policía recibió ataques con piedras y por eso se necesito el apoyo del Esmad para dispersar la multitud con bombas de aturdimiento.