En plena pandemia les aumentarán el salario a los congresistas y ya se escuchan voces que piden que “renuncien” o “donen” el incremento

El Congreso de la República. /FOTO: COLPRENSA.

Ante el escándalo que se ha armado en el país por el anuncio que hizo el contralor general de la nación, Carlos Felipe Córdoba, en el sentido de que certificó al aumento en 2020 del 5,2 % a los sueldos de los congresistas, retroactivo al 1.° de enero, el presidente de la Red de Veedurías de Colombia, Pablo Bustos, dijo que por respeto al país los parlamentarios deberían renunciar al incremento y donarlo a las personas que padecen de hambre en medio de la pandemia.

Con esta certificación los honorarios de los congesistas pasarían de $ 32.741.000 a $ 34.418.000.

Agregó que también se debería revisar de fondo el sueldo de senadores y representates a la Cámara cuando en estos momentos no tienen que hacer desplazamientos y prácticamente se les mermó el trabajo.

Opinó que en estos momentos esas elevadas sumas están de espaldas a un país que hoy tiene las tasas de desempleo más altas de los últimos años.

 
 

Anotó que los parlamentarios no puede seguirle dando la espalda al país de forma ofensiva y desafiante ya que esto es muy grave en medio de una situación tan difícil como la que estamos pasando, donde los contribuyentes ya no tienen de dónde sacar un peso más.

Por su parte, partido Centro Democrático, a través de su fundador el expresidente y senador de la República, Álvaro Uribe, dijo que le pidieron al presidente Iván Duque que no firme el decreto de reajuste salarial que se hace anualmente a corporaciones como el Congreso de la República.

Añadió que es importante recordar que dentro de las premisas de esta colectividad, está la de promover un gobierno con austeridad en el gasto, por lo cual desde el 2016 y en 4 ocasiones, el partido ha presentado iniciativas legislativas que buscan congelar el salario de los congresistas.

El expresidente Uribe, acompañado de la bancada del Centro Democrático, radicó el pasado 20 de julio ante la Secretaría del Senado, el proyecto de ley que busca que el salario de los congresistas sea gravado con un impuesto permanente del 10 %, y que este porcentaje sea destinado a programas como Ingreso Solidario.

La noticia sobre la aprobación del aumento al salario se da cuando en el Congreso se vota la siguiente propuesta: cuando usen la virtualidad para sesionar no tienen derecho a cobrar los gastos de representación que están en su salario, equivalentes a 14.000.000.