EN FOTOS: ¡Qué tristeza! Así despidieron a las víctimas de la masacre de Samaniego

/FOTO: AFP.

Hoy se realizaron los sepelios de las víctimas de la matanza del pasado sábado, perpetrada en Samaniego, Nariño. Y allí cientos de personas reflejaron el dolor por la inesperada partida de 9 jóvenes llenos de futuro, que habrían sido blanco de una violencia sin fin impulsada por economías ilegales como el narcotráfico.

Ocho de las víctimas, de entre 20 y 25 años de edad, fueron acribilladas en una finca de la vereda (aldea) de Santa Catalina, cercana a la cabecera municipal de Samaniego, mientras que la otra, una mujer de 26 años, fue asesinada en un sector conocido como Las Letras.

Familiares y personas se lamentan sobre el féretro con el cuerpo de Óscar Andrés Obando Betancurt. /FOTO: EFE.
Familiares trasladan un féretro con el cuerpo de Sebastián Quintero, una de las víctimas de la masacre. /FOTO: EFE.

La matanza fue perpetrada por desconocidos que dispararon contra los muchachos, en su mayoría universitarios que estaban de regreso en su pueblo por la cuarentena del coronavirus y decidieron reunirse el sábado por la noche en una finca en las afueras de Samaniego para salir de la rutina del encierro.

Así fue el doloroso último adiós

Familiares y amigos de las víctimas, todos usando tapabocas por la pandemia de la Covid-19, acudieron hoy a los velorios en casa de los fallecidos, donde los féretros estaban rodeados de ramos de flores y con fotografías de los jóvenes.

Una de ellas era Laura Michel Melo Riascos, cuya madre, Gloria Riascos, destrozada por el dolor, ensañaba fotografías de su hija, todavía con el uniforme del colegio, junto con las compañeras con las que se graduó de bachiller.

Gloria Riascos sostiene fotografías de su hija, Laura Michel Melo Riascos, una de las víctimas de la masacre. /FOTO: EFE.

Una escena similar se vivía en casa de Óscar Andrés Obando Betancurt, donde una fotografía del joven asesinado colgaba de la pared de la sala.
Junto con ellos fueron masacrados Elián Benavides, Daniel Vargas, Byron Patiño, Rubén Darío Ibarra, Jhon Sebastián Quintero y Brayan Alexis Cuarán.

Familiares velan hoy el cuerpo de Óscar Andrés Obando Betancourt. /FOTO: EFE.

Para homenajear a las víctimas, los habitantes de Samaniego encendieron la noche del domingo velas en las calles, algunas de las cuales tenían los nombres y la edad de los jóvenes asesinados, mientras que algunos vecinos hicieron un cacerolazo para rechazar la violencia.

En muchas casas fueron puestas banderas blancas para recordar a los fallecidos y clamar por una paz que hoy parece lejana para esta localidad.

“Hoy se prenden las alarmas por un hecho extremadamente lamentable, que desafía y debilita la esperanza de todos los jóvenes y de la niñez, y, sobre todo, confronta a instituciones públicas, organizaciones, y a los liderazgos sociales, a preguntarnos ¿qué estamos haciendo para prevenir y para hacer justicia?”, manifestó en un comunicado la presidenta de la ONG Manos Visibles, Paula Moreno.

La Misión de Verificación de Naciones Unidas en Colombia expresó este lunes su “enérgica condena” a la masacre de los jóvenes en Samaniego.

Familiares lloran sobre un féretro con el cuerpo de Sebastián Quintero. /FOTO: EFE.
Féretro con el cuerpo de Óscar Andrés Obando Betancurt. /FOTO; EFE.

La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH. dijo ayer que ha documentado 33 masacres en 2020 en el país y está siguiendo 97 asesinatos de defensores de derechos humanos, de los cuales ya verificó 45.

“Estos hechos violentos, con serios impactos humanitarios, están ocurriendo en territorios con presencia de grupos armados ilegales y otras organizaciones generadoras de violencia, de economías ilegales, pobreza y caracterizados por una limitada presencia del Estado”, apostilló la ONU.

Eln niega ser el autor de la masacre

La Delegación de Diálogos del Ejército Nacional de Liberación (Eln) afirmó en un comunicado que el grupo no es responsable de la matanza de Samaniego, y aseguró que fue perpetrada por grupos narcoparamilitares.

“Tampoco es de autoría del Eln el panfleto que cita el doctor Parmenio Cuellar (exgobernador de Nariño y excongresista), en el que supuestamente nos atribuimos la matanza colectiva de Samaniego, perpetrada por narcoparamilitares el sábado 15 de agosto”, afirmó el Eln.

Así de concurrido fue el sepelio de Óscar Andrés Obando Betancurt. /FOTO: EFE.

El ambigrupo guerrillero también aseguró que no es cierto que adelanten amenazas contra quienes violan las medidas de aislamiento social impuestas por el Gobierno, como se afirma en un audio difundido por redes sociales.

Según el comunicado, el recrudecimiento de la violencia en la región se debe a alianzas entre la fuerza púbica y los grupos al margen de la ley.

“En esta región altamente militarizada existe una alianza del Ejército y la Policía con bandas narcoparamilitares como los Contadores; esta alianza es la real responsable del incremento de la violencia, las masacres y los asesinatos”, asegura el texto.

Con información de EFE y Colprensa.