En el Senado comenzaron a debatir el escándalo por el millonario desfalco de Hidroituango y la renuncia de la junta de EPM

/FOTO: ARCHIVO.

Como un caso de peso mayor fue considerado en el Senado de la República el anuncio del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, y la gerencia de EPM de denunciar por 9,9 billones de pesos a implicados en la demora en el proyecto de Hidroituango, lo cual llevó a la renuncia en pleno de la junta directiva de Empresas Públicas de Medellín.

El tema es de tal interés que en el Senado de la República ya se empezó a debatir sobre el mismo, al punto que fue comparado como un proceso judicial mayor al que se tuvo por los multimillonarios sobrecostos que se dieron con la Refinería de Cartagena, Reficar.

Una voz en tal sentido la dio el senador conservador, Juan Diego Gómez, quien sostiene que “sobre la demanda que EPM ha planteado frente a los contratistas, diseñadores y aseguradores del proyecto Hidroituango, tenemos que decir que se trata del cuidado de los recursos públicos y es un asunto complejo a nivel nacional porque es una demanda de más de 9 billones de pesos, una situación superior a los que fue Reficar”.

El congresista, además, considera que “en el marco de ese acuerdo prejudicial que ha planteado el gerente de Empresas Públicas de Medellín, conociendo su trayectoria, su transparencia y su pulcritud, tenemos que decir probablemente algunos de los miembros de la junta podrán estar incursos en un conflicto de intereses y ese es un asunto que se debe analizar de fondo”.

También le puede interesar: Estos son los 3 nuevos miembros de junta de EPM nombrados por el alcalde, tras el lío por el dineral que se ha perdido en Hidroituango.

Para Gómez “en virtud de esto creemos que los intereses de EPM están por encima de cualquier otro interés político, de gobierno, de oposición, de empresarios, de la misma junta directiva y esta es la razón por la cual hemos salido a respaldar la decisión del gerente de EPM, Álvaro Guillermo Rendón, que es un hombre pulcro y transparente”.

Finalmente planteó que “pedimos al procurador Fernando Carrillo, al fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa y al contralor general, Felipe Córdoba, que le hagan acompañamiento a este proceso, que nos ayuden a establecer las responsabilidades que allí existan y que dejemos de lado las conjeturas y las suposiciones y pasemos a las responsabilidades”.

Colprensa.