El tétrico final de un cabecilla de Robledo: Tatú

Javier Ventura Marín Álvarez, alias Tatú, fue condenado a 10 años de prisión. Recobró la libertad hace menos de 4 meses.

Alias Tatú fue asesinado.
Javier Ventura Marín Álvarez, alias Tatú, durante el proceso en el que terminó condenado junto con Carlos Pesebre y otros 2 delincuentes. /FOTO: Archivo.

Envuelto en una cobija y atado de pies y manos. Así encontró la Sijín de la Policía el cadáver de Javier Ventura Marín Álvarez, uno de los máximos cabecillas de la banda o grupo delincuencial organizado (GDO) Robledo o los Pesebreros. El cuerpo de alias Tatú fue abandonado en vía pública de la calle 24 con carrera 39, en el barrio Castropol, de Medellín.

Lea también: “Con razón ninguna investigación avanza”: Critican condecoración de Quintero a ex directora de Fiscalías

Este sujeto, de 47 años de edad, recientemente cumplió una pena de 10 años por los delitos de concierto para delinquir agravado y desplazamiento forzado. Por eso había recobrado la libertad a mediados del pasado mes de mayo. Estuvo en prisión tras ser capturado en marzo de 2013 junto con el máximo jefe de esa estructura criminal, Fréyner Alfonso Ramírez García, apodado Carlos Pesebre, y los lugartenientes Luis Aníbal García Gómez, alias Maicol, y Andrés Felipe Álvarez López, Andresito. Todos fueron sentenciados.

También se desmovilizó

Marín Ventura, nacido el 20 de abril de 1975 en Medellín, también era conocido en el mundo del hampa con el apodo de don Andrés. Las autoridades lograron establecer que para la época en la que fue arrestado en una finca del municipio de Urrao junto con sus 3 compinches, fungía como uno de los cerebros de la organización criminal coordinando delitos como el cobro de extorsiones, tráfico de estupefacientes, desplazamiento forzado y homicidios selectivos.

Mientras estaba en prisión, Ventura Marín recibió otra sentencia por concierto para delinquir. El 18 de enero de 2017 fue condenado a 33 meses.

El principal accionar de Tatú eran los sectores de La Campiña, La Cuchilla, El Pesebre, la loma de Robledo y Vallejuelos en la comuna 7 de la capital paisa. Este sujeto participó en el proceso de desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), durante la presidencia de Álvaro Uribe. Dejó las armas oficialmente como miembro del bloque Hérores de Granada, pero volvió a la ilegalidad y ese camino, al paracer, fue el que terminó costándole la vida.

¿A Tatú lo citaron para matarlo?

El cadáver de Marín Álvarez fue hallado abandonado en la mañana de este domingo, 11 de septiembre, en un exclusivo sector de Medellín. Estaba indocumentado, pero rápidamente las autoridades recibieron la alerta de quién era. El coronel Aníbal Villamizar, comandante operativo de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, explicó que quienes dieron los primeros indicios fueron familiares del occiso. “Por las características físicas se cree que es el mismo ciudadano”, indicó el oficial.

También le puede interesar: La cirugía que le gustaría a muchas mujeres y de la cual Karol G se arrepiente

Horas después su identidad fue plenamente establecida en el Instituto Nacional de Medicina Legal. Se investiga si Tatú fue citado a una reunión entre bandidos en el sector de Buenos Aires. Allí lo habrían asesinado.

“Hay unos datos muy importantes para establecer dónde lo recogieron, cómo lo llevaron y demás situaciones”, agregó el coronel.

Actualmente no había orden de captura en contra de Tatú, aunque se cree que habría seguido delinquiendo tras salir de prisión.

Este es el lugar donde hallaron el cadáver de Tatú.