El coronavirus ya hizo estragos en el reinicio del fútbol brasileño

El árbitro del partido fue el encargado de anunciarle a Sao Paulo la suspensión del partido. / FOTO: AFP.

El anhelo de poder reactivar el balompié en una tierra futbolera como Brasil vibraba en el aire, tanto para jugadores como aficionados, y la oportunidad de medio disfrutar del Brasileirao este fin de semana que pasó llenaba al alma, hasta que el coronavirus les recordó que aún está presente en el mundo.

Resulta que las autoridades deportivas y del fútbol en Brasil autorizaron el domingo al Goiás a no jugar su partido contra el Sao Paulo, por la primera fecha del Brasileirao-2020, al registrarse 10 positivos… Sí, leyó bien, por Covid-19 en su plantel.

 

El Goiás fue comunicado a primera hora de la mañana del domingo que 10 de los 23 jugadores que estaban convocados para el partido dieron positivo para Covid-19, por lo que pidió al Supremo Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) la suspensión del encuentro, cuyo inicio estaba previsto para las 4:00 p.m. (hora local) en el estadio Serrinha, de Goiania.

La confirmación de la suspensión apenas llegó a la hora del partido, cuando los 2 equipos ya habían anunciado su 11 inicial. Según los medios brasileños, 8 de los 10 infectados serían titulares en el Goiás.

/ FOTO: TOMADA DE TWITTER.

Antes de la confirmación oficial de la suspensión, ambos equipos cumplieron con todos los protocolos previos para el partido e incluso realizaron el calentamiento previo, aunque posteriormente únicamente los visitantes salieron a la cancha para empezar el duelo, mientras que el Goiás optó por quedarse en el vestuario.

“El respaldo es muy simple. Diez de los 23 jugadores dieron positivo. Lamentablemente fuimos comunicados de estos resultados positivos apenas hoy. Todos los jugadores que dieron positivo estaban concentrados. Ante este hecho, preferimos actuar con coherencia, pidiendo para que el partido fuera aplazado”, afirmó a la televisión Globo el presidente del Goiás, Marcelo Almeida.

“Presentamos una solicitud ante el STJD con estas alegaciones. Deportivamente sería una cosa totalmente incoherente. Lamentablemente de esta forma creo que la mejor actitud fue pedir esta cautelar, con la intención de suspender este partido. Hubiera sido una fiesta bonita, pero por cuestiones de seguridad y salud, ya que los 10 jugadores estaban concentrados y no sabemos decir si los otros pueden estar infectados”, agregó el dirigente.

Por su parte, el Sao Paulo se mostró a favor de la suspensión del encuentro.

“El Sao Paulo manifiesta su apoyo e informa que está de acuerdo con la decisión de suspensión del partido de este domingo, en Goiania. No hay nada más importante, en este momento, que preservar la salud y reflejar a la sociedad la importancia de los cuidados”, escribió el equipo paulista en su cuenta de Twitter.

 

El reconocido lateral derecho Dani Alves también se pronunció al respecto, pero en otros términos, no contra el rival, más bien contra la organización y el Gobierno: “Me gustaría decir que lo que pasó hoy (domingo) es inaceptable. No es por irresponsabilidad que tengamos que vivir este tipo de cosas a las que estuvimos expuestos hoy. O creamos conciencia y somos profesionales o es una pérdida de tiempo lo que estamos haciendo. Si la vida es lo más importante, el resto carece de sentido. Gracias por nada”.

Según los protocolos médicos establecidos por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) para el Brasileirao, todos los equipos deben someterse a una prueba de detección de Covid-19 con un máximo de 72 horas antes de cada partido.

La suspensión del partido se produce un día después que Brasil superara los 100.000 fallecidos y los 3 millones de casos de la pandemia en el país.

Con información de AFP