Alias Albert cada 3 días cambiaba de vivienda, cada semana de teléfono y le tenía mucho miedo al coronavirus

/FOTO: POLICÍA NACIONAL.

Con el pasar de las horas las autoridades han ido revelando nuevos detalles de la captura de Albert Antonio Henao Acevedo, alias Albert, señalado en repetidas ocasiones por las autoridades de ser uno de los 2 máximos cabecillas de la GDO (grupo delincuencial organizado) Pachelly, que delinque en gran parte del municipio de Bello y que libra una guerra con las bandas el Mesa y Niquía-Camacol.

El director de la Policía Nacional, general Oscar Atehortúa Duque, informó que alias Albert, capturado la tarde de ayer en un apartamento del sector la loma del Indio, en El Poblado, “mantenía estrictos controles de seguridad y era extremadamente selectivo con las personas que llegaban a integrar su circulo de confianza. Cada semana cambiaba de número celular para intentar despistar a todas las autoridades”.

/VIDEO: POLICÍA NACIONAL.

El alto oficial también reveló que el señalado delincuente en los últimos meses llegó a rotar su lugar de residencia en por lo menos 10 inmuebles, ubicados en diferentes zonas de Medellín y el área metropolitana, cambiando en promedio cada 3 días de lugar.

En el operativo de captura le incautaron una peluca que, al parecer, usaba para evitar ser reconocido.

/FOTO: POLICÍA NACIONAL.

Henao Acevedo, al igual que muchas personas, también temía por el coronavirus. “Todo indica que por el temor de contagiarse con el Covid-19 optó por reducir el número de personas con las que tenía contacto y decidió esconderse en un apartamento de un sector exclusivo de la capital antioqueña”, informó Atehortúa Duque.

Q’HUBO supo que recientemente una persona muy allegada a Albert dio positivo para Covid-19 y por eso él se ausentó unos días y se hizo la prueba, pero resultó negativa.

/VIDEO: POLICÍA NACIONAL.

Hoja de vida criminal

Alias Albert contaría con una trayectoria criminal de más de 25 años. Se había desmovilizado en el año 2005 del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia, junto con Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, cabecilla de la estructura criminal Clan del Golfo.

Posteriormente Albert Antonio fue capturado varias veces y en 2012 fue sentenciado a 6 años y 6 meses de cárcel por el delito de concierto para delinquir con fines de homicidio. La libertad la había recuperado en 2015, bajo la figura de libertad condicional.

Estaba siendo buscado por el delito de concierto para delinquir agravado, tenía circular azul de Interpol y las autoridades ofrecían hasta 50 millones de pesos por información que permitiera su captura.

/FOTO: POLICÍA NACIONAL.

“Este sujeto lideraba presuntamente actividades de narcotráfico, extorsiones, homicidios selectivos y minería ilegal en las subregiones del Nordeste y Bajo Cauca antioqueño. Además, tenía estrechos vínculos con el Clan del Golfo para articular actividades financieras y criminales”, informó el uniformado.

Presuntamente Albert en “ocasiones exigía la entrega de propiedades como terrenos y apartamentos en medio de las acciones extorsivas. Este sujeto, Albert, como es conocido, sería igualmente el coordinador y responsable de las confrontaciones con el grupo delincuencial organizado, denominado el Mesa”, detalló el alto oficial.

¿Y quién quedó al mando?

Investigadores judiciales le contaron a Q’HUBO que tras la captura de este presunto delincuente el mando habría quedado exclusivamente en manos de Francisco Emilio Mazo Pulgarín, conocido en el bajo mundo con el alias de Pocho, señalado integrante de la organización y quien tendría el mismo poder en la organización que Albert. También las autoridades tienen identificados a sujetos como Pirry, Omitar, Yogui, Sebas, Millizo, Piolín, Chiki y Mendocita.