El colombiano que no juega, pero se destaca porque supuestamente insultó a los árbitros

Néyder Lozano no ha podido debutar con Granada.

Tal vez el nombre de Néyder Yessy Lozano Rentería no le sea muy familiar, a pesar de que es colombiano e integra un equipo de la Primera División de España. Se trata de un defensor de 28 años nacido en Quibdó, que se formó en las divisiones menores de Millonarios y que el resto de su carrera profesional la ha hecho en la Madre Patria.

Y si no tenía referencia de él, a pesar de que su equipo actúa en una de las ligas más importantes del mundo, no se preocupe. Resulta que el chocoano sufrió una grave lesión de tibia en julio de 2019, cuando apenas llegaba al Granada, y solo hasta marzo pasado pudo volver a los entrenamientos tras un largo proceso de recuperación y 4 operaciones.

No deje de leer: Extranjeros pintaron grafiti en el Castillo de San Felipe

“No he podido disfrutar. En 3 años he pisado este campo 5 veces, ningún partido oficial”, le dijo Lozano, con un acento español, al famoso programa depórtivo de tv ‘El Chiringuito’, en una nota publicada en marzo pasado.

Esa eterna ausencia lo tiene hoy sin ficha federativa, por lo que no puede disputar partidos oficiales con su club. Pero eso no le impide acompañar a sus compañeros desde el banquillo y las gradas, algo que hizo este domingo en la derrota en casa por 1-4 frente al Levante.

Lozano debutó en 2016 en Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes, que hoy juega en la tercera división de España. En 2018 se unió al Elche en la segunda división y en 2019 pasó al Granada.

En el acta del partido, correspondiente a la fecha 32 de LaLiga, el juez central madrileño Pizarro Gómez informó que hubo insultos al final del encuentro en el túnel de vestuarios por parte del colombiano.

También le puede interesar: A Édison lo encontraron incinerado en un cambuche

En el apartado de otras incidencias del acta, el referee precisó que Lozano se dirigió al trío arbitral “en reiteradas ocasiones y de manera exaltada” llamándoles “hijos de puta, malísimos, sinvergüenzas”.

El colegiado añade que el futbolista colombiano “tuvo que ser retenido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que los incidentes no fuesen a más”.

Esta es parte del acta del partido que entregó el árbitro central.

Pizarro Gómez también reseña en el acta que “al finalizar el partido, en el acceso al túnel de vestuarios” pudo observar “un grupo de personas no identificadas, siendo informado de dicho problema el delegado de campo”.

El colombiano Carlos Bacca fue suplente en Granada y no ingresó.

El Levante se impuso por 1-4 al Granada en el Estadio Nuevo Los Cármenes, pero los integrantes del club local criticaron reiteradamente la labor del colegiado madrileño, que en el minuto 55 pitó un penalti, a instancia de la sala VOR y tras consultar el VAR, que supuso el 0-2 y la expulsión del jugador local Germán Sánchez.

La derrota dejó al equipo del colombiano con 29 puntos, solo 1 por encima del último de los 3 equipos que están en zona de descenso: Cádiz.

Con información de EFE.