¡Demencial! En México una mujer decapitó a su esposo y caminó con la cabeza por la calle

Esta es Verónica, luego de ser auxiliada y detenida por la Policía.

Una historia macabra, que pareciera salida de una escena de películas como ‘Hostel’ o ‘Saw’, sucedió en el poblado mexicano de Amecameca.

Allí una mujer, de 35 años de edad, que fue identificada como Verónica, fue capturada por las autoridades luego de que la descubrieron caminando por calles del Santiago Cuahtenco mientras cargaba una bolsa que contenía la cabeza de su esposo, de 70 años de edad. Ella lo habría decapitado en la finca donde vivían.

El terrorífico crimen, descubierto pasadas las 10:00 de la noche del lunes anterior, fue informado por medios de comunicación mexicanos como El Universal y Milenio.

“La cabeza la metió en una bolsa de plástico, la envolvió con un rebozo y salió de la cabaña. De acuerdo con algunos vecinos, Verónica bajó hacia el centro del pueblo y gritaba frases sin sentido”, precisó El Universal.

Según los relatos citados por los medios de comunicación, varios habitantes del lugar y la hija del hombre asesinado se acercaron a la mujer sin saber lo que llevaba en la bolsa. En ese instante Verónica dejó caer el macabro paquete y ahí fue cuando los residentes descubrieron que llevaba la cabeza de su esposo, que era un vecino de la zona, y empezaron a golpearla. En la calle quedaron más bolsas, con otras partes de restos humanos.

Estos son los elementos que la mujer soltó cuando los habitantes la descubrieron.

“Elementos de la policía municipal arribaron al sitio y trasladaron a la mujer al Hospital General Valentín Gómez Farías, del municipio de Zentlalpan, para que recibiera atención médica debido a que presentaba golpes contusos en el cuerpo y cabeza. En el lugar fueron localizadas 3 bolsas con partes del cuerpo, por lo que personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México inició las investigaciones correspondientes para esclarecer el hecho”, reseñó Milenio.

Cuando fue detenida y auxiliada por la Policía Verónica vestía un largo delantal, como el que usan los carniceros, y su manos y cara estaban manchados de sangre.

Verónica, luego de ser trasladada por los policías a un centro asistencial.