¡Cosas que solo pasan en Colombia! El alcalde de Briceño le cortó la energía a la estación de Policía por diferencias con un salón de billares

/FOTO: TOMA DE VIDEO.

El mandatario del municipio de Briceño, el Norte de Antioquia, Wilmar Moreno Monsalve, ordenó suspenderle el servicio de energía a la estación de Policía de la localidad, tras un desacuerdo con el comandante de la institución en la localidad.

La atípica situación comenzó cuando Moreno Monsalve emitió un decreto local autorizando la venta y consumo de bebidas embriagantes en establecimientos abiertos al público, en plena pandemia. El decreto 123 del 8 de agosto de 2020 se emitió con el fin de eliminar la restricción que estaba establecida en el decreto presidencial.

El comandante del Departamento de Policía Antioquia, coronel Jorge Miguel Cabra Díaz, explicó que hay un decreto a nivel nacional que impide la venta de bebidas embriagantes en establecimientos abiertos al público, razón por la cual el decreto local no era válido, ya que la Administración municipal no contaba con los permisos del Ministerio del Interior, que permitieran dicha comercialización, razón por la cual sus hombres, en cumplimiento de la norma, ejercieron dicho control.

Pues bien, el rifirrafe entre los funcionarios del municipio se salió de control y pasó a la calle. Hasta la estación de Policía llegaron en la mañana de este sábado el alcalde y el secretario de Gobierno, Francisco Javier Arrieta Franco. Ambos entraron en discusión con el comandante de estación. Así estuvieron varios minutos, sin que pudieran llegar a un acuerdo.

En ese episodio las partes hablaron del cierre de un salón de billares: desde la Alcaldía defendían que estuviera abierto y el comandante de estación aseguraba que, por la pandemia, este tipo de lugares no pueden prestar servicio al público.

De izquierda a derecha: Wilmar Moreno Monsalve (alcalde) y Francisco Javier Arrieta Franco (secretario de Gobierno). /FOTO: ALCALDÍA DE BRICEÑO.

Mientras alegaban, un tercer hombre, que se había subido a un poste con la ayuda de una escalera, suspendió la energía del comando de Policía, así quedó registrado en un video. El responsable fue requerido por las autoridades y luego sancionado. El servicio fue reconectado nuevamente en horas de la noche de ayer, luego que el comandante local hiciera la gestión ante empleados de EPM.

Total respaldo

Frente a este incidente, el coronel Cabra Díaz apoyó el actuar de sus hombres. Explicó que los uniformados hicieron bien controlando la venta de bebidas embriagantes, porque la Alcaldía no contaba con el permiso de parte del Gobierno nacional que autorice a comercializar este tipo de bebidas.

El alto oficial también dio a conocer que este domingo se reunió con ambos funcionarios y subsanaron el inconveniente, eso sí, desde la institución aportaran los respectivos documentos de lo ocurrido a los entes de control.

Sobre este incidente, Q’HUBO intentó comunicarse en repetidas ocasiones con el alcalde, pero no atendió nuestro llamado. Desde este medio de comunicación dejamos la puerta abierta para escuchar su versión de los hechos.

En una entrevista hecha por la emisora Briceño Estereo, el alcalde dijo: “Una persona de la Policía, no es la institución como tal, está haciendo unas actuaciones por fuera del marco legal y ha venido teniendo unos comportamientos por fuera de las directrices que emite la Alcaldía local… Nosotros hemos venido en la reapertura de la economía porque el decreto nacional nos permite, de manera gradual, reaperturar (sic) la economía, entendiendo que este es un municipio con baja afectación del virus Covid-19. Entonces hemos emitido unos decretos importantes con los que le permitimos a la gente trabajar”.

Y añadió: “El intendente Jhon Martínez hace 2 días pasó por muchos de los establecimientos comerciales dando la orden de cierre, en donde nosotros, por el contrario, hemos venido defendiendo los derechos de la reapertura económica. Muy probablemente manifestando que no se acoge a los decretos de la Alcaldía”.