Coca Cola le apuesta a vender leche materna

La leche fabricada sería una solución para millones de bebés que no reciben leche materna.

Asombroso fue el anuncio de la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos, la cual le otorgó una patente de exclusividad al laboratorio israelí Wilk para empezar a producir y comercializar leche de vaca, camello y de otros animales, así como la escasa leche materna.

Coca Cola es accionista de este laboratorio, creado en 2020, por lo que no es descabellado pensar que si todo sigue su curso podríamos tener un alimento revolucionario en las tiendas del país y de todo el mundo. Un desarrollo científico de alto nivel.

La idea de leche 100 % orgánica a la que le apostó Coca Cola

Todo empezó hace 10 años, cuando un equipo de científicos liderados por profesor Nurit Argov-Argaman, hoy director ejecutivo de Wilk, buscó la forma de producir leche 100 % natural y orgánica, pero desde un laboratorio y así trabajaron con células mamarias de distintos mamíferos.

Lea también: Petro le hace el feo a Piedad pidiéndole no hacer campaña mientras resuelve sus líos judiciales

La idea en seguida le sonó a varios inversionistas, llegando a reunir 54 millones de dólares (más de $ 202.553 millones), de los cuales Coca Cola puso 2 millones de dólares. Fue así como se fundó la compañía y buscaron la forma de desarrollar su idea con un componente más ambicioso: la producción de leche materna.

Por lo que para encontrar la materia prima fueron a las salas de cirugía y recuperar los tejidos mamarios de mujeres que se practicaron una mamoplastia operación para reducir el tamaño de los senos.

Así se fabrica

“En la naturaleza, la madre tiene células en las glándulas mamarias que produce los componentes de la leche; nosotros las aislamos y creamos un entorno de calor al que están acostumbradas, luego las alimentamos con un cóctel que les permite a las células seguir creciendo y multiplicándose.

También le puede interesar: Este es el estadio elegido para el clásico entre DIM y Nacional

Finalmente se les envía una señal para que empiece a producir esos componentes de la leche. Esa tecnología funciona de la misma manera, independiente del tipo de mamífero del que vengan las células”, explicó Nathaniel Benchemhoun, vicepresidente de Wilk.

Una tremenda solución

Otro punto a favor que tiene la leche de laboratorio es que se convierte en una solución para los bebés prematuros y otros niños que no pueden tomar los sustitutos comerciales, también para las madres que por distintas razones no pueden amamantar e incluso para quienes llevan un estilo de vida vegano y solo aceptarían consumir leche humana.

Ahora que Wilk recibió la patente, tiene derecho por un periodo de 20 años a que nadie fabrique, use, venda, ofrezca vender o importe la tecnología que utiliza para producir leche. Para conseguir esta patente, la empresa tuvo que demostrar que esta tecnología no existía antes, que es útil, que es original y de conocimiento exclusivo de su creador.

Metas a futuro

Es así como esta compañía ha logrado fabricar seis tipo de leche de laboratorio, entre las que destacan la de vaca, camello y llama. La mayor realización de este desarrollo es que la leche conserva grasas y proteínas casi idénticas a la leche original.

No deje de leer: Otro totazo al bolsillo: subió el precio de la pipeta de gas

Tomer Aizen, presidente de la compañía, aseguró que a través de la alianza con Coca Cola y gracias a la patente, se espera que en 2024 ya la compañía produzca no solo leche, sino quesos y yogures de distintos animales.

Andrés Vera / avera@gnm.com.co