Buque petrolero amenaza con causar un catastrófico daño ambiental

/FOTO: TOMADA DE TWITTER @JUANCPEDREIRA.

El tanquero Nabarima, un enorme buque venezolano de la estatal PDVSA (Petróleos de Venezuela), que se encuentra cargado de petróleo, está inclinado en pleno océano Atlántico y amenaza con derramar el crudo y ocasionar un gran daño ambiental.

La embarcación, con más de un millón de barriles en su interior, está en el Golfo de Paria, se encuentra oxidada y si no es reparada rápido podría hundirse y causar un gigantesco daño a lo largo de las costas del vecino país y de varias naciones del Caribe, aseguraron expertos marítimos y opositores de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

¿Descuido o negligencia?

Ese barco no estaría en ese estado de no ser por la negligencia y la estupidez”, dijo Russ Dalle, director de Caracas Capital Markets, una empresa que monitorea de cerca la industria marítima de Venezuela.

Un ejecutivo de la industria, quien habló con la agencia de prensa The Associated Press (AP) y que pidió reserva de la identidad, aseguró que la falta de mantenimiento dañó las válvulas del sistema de lastre utilizado para estabilizar la embarcación. Dijo, además, que presenta una inclinación de más 5 grados a su derecha y que se ha hundido 15,5 metros debido al exceso de peso.

El gobierno de Trinidad y Tobago informó que se encuentran en constante comunicación con Venezuela ante semejante amenaza, puesto que el buque continúa peligrosamente inclinándose, amenazando con zozobrar.

/FOTO: TOMADA DE TWITTER @JUANCPEDREIRA.

Nuestro Gobierno mantiene su preocupación ante la amenaza que podría provocar este accidente al ambiente“, expresó el Ministerio de Exteriores y de Asuntos Extranjeros de la Comunidad del Caribe (Caricom) en un comunicado de prensa.

La dependencia dijo, además, que un grupo de expertos se encuentran listos para desplazarse hasta la zona donde se encuentra el buque. Sin embargo, el gobierno de Trinidad y Tobago informó que Venezuela aseguró que la embarcación se había estabilizado y que no presentaba peligro alguno.

Ante dicha información entregada por el país suramericano, Trinidad y Tobago le hizo saber su deseo de acceder a la zona para verificar y Venezuela acordó el ingreso a un grupo de expertos del archipiélago para cruzar la frontera y llegar hasta el barco, pero después del 20 de octubre. Al medio día de este miércoles aún no hay información oficial de lo que habrían encontrado.

¿Qué hacía la embarcación en ese lugar?

El buque se utilizaba como plataforma estacionaria anclada en el golfo, con el objetivo de ayudar a la exportación de petróleo venezolano, pero quedó inactivo tras el reciente desplome en la demanda de energía a nivel mundial por el coronavirus, sumado a las sanciones de la Casa Blanca contra el Gobierno venezolano, lo que generó la ausencia de compradores.

/IMAGEN: TOMADA DE TWITTER @JUANCPEDREIRA.

Con información de agencias.