Berraca: a sus 91 años se reinventó en las redes sociales

El ají que vende doña Carolina es una creación de familia, tiene un ingrediente secreto que lo hace delicioso. Las empanadas son el complemento perfecto. / FOTOS: CORTESÍA.

Nunca es tarde para trabajar. Los años no pesan para salir adelante, teniendo uno deseos de luchar la vida”. Estas sabias palabras las dice María Carolina Arango, una hermosa abuela de 91 años, quien en medio de la pandemia se reinventó con un negocio de ají y empanadas en las redes.

“Yo toda la vida he trabajado, me encanta, siempre echada para adelante y no iba a dejar que esta pandemia me dañara mis ganas de estar activa. Respeto mucho a la enfermedad, me cuido, pero hay que reinventarse para poder vivir. Por eso, cree mi marca de ají, el cual lo acompaño con una empanadas deliciosas. El ají es una receta de herencia, es delicioso y tiene un ingrediente secreto que lo hace único”, nos contó alegre la abuela.

Emprendimiento en redes

Dicen que los abuelos y los nietos son los mejores cómplices. Eso lo respalda doña María Carolina y su nieta María Camila Toro, quien le creó las redes a su abuela.

“Mi abuela siempre ha sido muy activa. Por la pandemia no me gustaba verla quieta, entonces, entre las 2 decidimos hacer este proyecto: @lacocinade.colita, es la página de Instagram en donde vendemos los productos, pero no solo los vendemos por el dinero, también por entregar amor y cariño. Los empaques de las empanadas los personalizamos y mi abuela con los retacitos de tela de sus costuras, también pone bellos los tarros de ají, todo es con mucho cariño”.

Nos dijo la nieta.

La hermosa madre de 3, abuela de 3 y bisabuela de 4, está feliz con su emprendimiento, tanto que no solo vende, también comparte videos de su vida.

“Me gustan las redes porque son divertidas y tiene uno algo que hacer en estos días de encierro. Gracias a Dios nos ha ido muy bien con el negocio, siento que es por todo el amor que le ponemos y por lo rico de los productos. Mi consejo para las personas que están sin trabajo y que se sienten tristes, es que lo intenten, si las cosas se hacen de corazón todo saldrá bien. Este es el momento para emprender”, finalizó la berraca abuela, residente en el centro de Medellín.