¡Anímese! Donar juguetes puede hacer felices a muchos niños

Esos juguetes que sus hijos ya no usan y que a lo mejor tiene arrumados sin darles uso pueden hacer felices a muchos pequeños.

Esa bicicleta vieja y con las llantas chuecas; ese peluche que ya tiene como 5 rotos; o ese carrito destartalado con el que sus hijos jugaron cuando eran unos niños y ahora son todos unos adolescentes, todos esos juguetes viejos que incluso pueden estar haciendo estorbo en la casa podrían hacer feliz a un niño.

La fundación Kombeku, que trabaja por mujeres, adultos mayores y niños y niñas vulnerables de Antioquia, creó hace cerca de mes y medio la campaña ‘Juguetes vivos’, mediante la cual no solo se les da a los pequeños de familias más necesitadas una alegría, sino que se ayuda a proteger el medio ambiente.

312 270 52 77 es el WhatsApp de Kombeku. Los encuentra en Facebook e Instagram como @kombeku.

“La invitación es para quiénes tienen juguetes en desuso y sin importar su estado, los puedan donar y así darles una segunda oportunidad”, señaló Angela Velásquez, directora de la Fundación.

Lo que sigue

Tras la recolección de juguetes lo que hacen es una clasificación entre los que están en buen estado, que entran a un proceso de limpieza y desinfección para proceder a su donación.

Si hay fallas en el sistema eléctrico, pilas, baterías o costuras, se reparan. Y con los juguetes deteriorados la apuesta será darle otra vida, como en lámparas u otras manualidades.

“La idea es darles una segunda oportunidad, darles el ciclo de vida, que estos no mueran, que no terminen en los rellenos sanitarios o a los mares donde estamos contaminando tanto el planeta”, explicó Marilyn Gil Gómez, creadora de la campaña.

El objetivo de la fundación es realizar talleres en beneficio de la comunidad. Que las personas en condición de vulnerabilidad aprendan a transformar esos pedazos aparentemente inservibles en manualidades, los pongan a la venta y que las ganancias sean para ellas.

Así que si usted piensa que eso “está muy viejo y no sirve”, no se preocupe y anímese a donar que allá le dan una mano a todo y lo recogen en su casa.
Puede hacerlo comunicándose vía WhatsApp o a través de sus redes sociales la fundación hace la recolección. Habilitado un WhatsApp, redes y programan la recolección.