A un año de los Juegos Olímpicos, estos son los retos a los que se enfrenta Tokio

/ FOTO: TOKIO-2020

El histórico aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, debido al coronavirus, supone una larga lista de desafíos y cuestiones por resolver para la organización sobre costos, patrocinios y seguridad.

Ver esta publicación en Instagram

Se aplazan los olímpicos Colprensa. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, decidieron aplazar los Juegos OLÍMPICOS y Psralímpicos de Tokio hasta no más tarde del verano de 2021, dejando la celebración de este evento con un año de retraso, y sumándose a otros eventos deportivos que tuvieron que ser movidos por causa de la pandemia del coronavirus Covid-19. La rápida propagación del virus, que hasta ahora deja más de 375.000 casos alrededor del mundo, llevaron este martes a los 2 garantes de los Juegos de este año a tomar la decisión de postergarlos para el siguiente calendario. Aunque en el comunicado oficial no dejaron establecida la fecha, la cual se tendrá que fijar en próximas reuniones, lo que quedó dicho es que no será más allá del verano por lo que entre enero y septiembre, mes en el que acaba la mencionada estación, tendremos unos Juegos inusuales. Según la comunicación, este paso es el mejor para “salvaguardar la salud de los atletas, de todos los que participan de los Juegos Olímpicos y la comunidad internacional” y agrega: “los líderes están de acuerdo en que los Juegos en Tokio pueden ser un faro de esperanza para el mundo después de estos tiempos difíciles y la llama olímpica la luz al final del túnel”.

Una publicación compartida de Q'hubo Medellin (@qhubomedallo) el

El COI ya ha aportado 800 millones de dólares adicionales para ayudar a la organización y a las federaciones internacionales a sobrellevar el aplazamiento. Los dirigentes de Tokio-2020 no han entrado a comentar las cantidades de costes adicionales, argumentando que necesitan finalizar la reorganización antes de hablar de facturas.

Casi cada aspecto de los Juegos, que necesitan 7 años de preparación, requiere ser revisado e incluso comenzar de nuevo. Aquí surgen 2 de los principales inconvenientes: patrocinios y sedes.


Cuando queda un año para la celebración, la organización señaló que asegura el 100 % de las sedes, prácticamente sin cambios en calendario de competiciones.

 

Un problema importante es la Villa Olímpica, con muchos de los apartamentos destinados a los deportistas ya vendidos como pisos de lujo en la bahía de Tokio.

El aplazamiento y la incertidumbre también están alterando a los patrocinadores, con dudas sobre los 3300 millones de dólares previstos en este apartado, más de la mitad de los ingresos de los Juegos.

Una encuesta de la cadena NHK señaló que el 65 % de los patrocinadores no ha decidido todavía si va a extender su compromiso económico un año.

Los principales dirigentes, además del primer ministro japonés, Shinzo Abe, coinciden en que un segundo aplazamiento sería virtualmente imposible y que, si no se celebran en 2021, los Juegos se anularían definitivamente.

“Para ser honesto, no creo que los Juegos se celebren el próximo año”, señaló Kentaro Iwata, profesor de enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe.

“Japón debe ser capaz de controlar la enfermedad el próximo año, ojalá pueda, pero no creo que ocurra en todos los puntos de la tierra, por lo que soy pesimista”, añadió.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, señaló a la AFP en una reciente entrevista que hará un esfuerzo del “120 %” para que sean seguros, pero no será una tarea fácil.

Con información de AFP y Colprensa