A Colombia regresarán los autocinemas y en Medallo podremos disfrutarlos

El sector cultural se ha visto muy afectado por el coronavirus/FOTO: EFE.

En medio de las medidas del Gobierno Nacional para contener los contagios del nuevo coronavirus Covid-19 en Colombia, también nacen otra serie de propuestas, que en medio de la emergencia, terminarán por cambiar la forma de ver cine en el país.

Para nadie es un secreto que lo que vivimos hoy a nivel mundial nos va a cambiar la forma de hacerlas cosas y relacionarnos. Por eso, al mejor estilo de los años 40, el retorno de los autocinemas a Colombia seguramente va a revolucionar la forma de acceder al entretenimiento, tomando la distancia necesaria.

Esta modalidad, que desapareció hace más de 40 años en Colombia, hoy se convierte en la alternativa para que niños, jóvenes, adultos y familias completas tengan la posibilidad de vivir la magia del cine, garantizando los protocolos de seguridad y atendiendo las políticas de distanciamiento.

Se trata del consorcio Cine Sobre Ruedas, que operará en varios países de América Latina como Perú y Ecuador, y que tiene pensado arribar a Colombia el próximo mes, para llevar entretenimiento a las ciudades de Bogotá, Bucaramanga, Cúcuta, Medellín y Cali a partir del próximo mes.

Desde hace más de 40 años no hay autocinemas en Colombia. /FOTO: WEB.

Aunque la intención del consorcio es poder llegar a otras ciudades en el corto plazo, por ahora su oferta se concentrará en estas 5 ciudades del país, donde se exhibirán películas de cartelera con todos los elementos que hacen del cine una de las actividades de entretenimiento por excelencia.

Según confirmó el consorcio, actualmente cuenta con 6 lotes y espacios para las proyecciones, que tienen una capacidad para alojar aproximadamente 700 vehículos en total y donde se programarán 3 funciones para viernes, sábado y domingo, y 2 funciones entre semana de martes a jueves.

Los asistentes deberán disponer de más de 2 horas, ya que los bloques de programación no serán menores a este tiempo, teniendo en cuenta la logística de entrada y salida de vehículos. Además, contarán con alimentos y bebidas, los cuales se entregarán bajo estrictos parámetros de bioseguridad. Según la información suministrada, las ventas de boletería se cobrarán por vehículo y no por persona; y de alimentos se hará a través de la página web www.cinesobreruedas.com, con pago en línea, para evitar manipulación de efectivo o tarjetas de crédito en el lugar.

“Cine Sobre Ruedas está comprometido con la generación de empleo, por ello trabajará de forma colaborativa con estudios y distribuidores de películas, parqueaderos o espacios adecuados con la capacidad y visibilidad suficientes, servicios de catering y equipos de logística de video y sonido para las proyecciones”, informó el concesionario.

Cine en el barrio

Esa iniciativa se suma a la estrategia que desde la semana pasada empezó a desarrollar la empresa Cine Colombia, inicialmente en barrios de Bogotá.

Se trata un experimento llamado ‘Ruta 90 desde los balcones’, que en sus primeros días se convirtió en un éxito entre los espectadores: familias que se cuelgan una cobija, arrastran una silla y se disponen para la función.

El viernes anterior, por ejemplo, fue en el conjunto residencial Alamedas de San Diego, en el norte de Bogotá, donde vieron ‘El Rey León‘, pero ya otros vecinos del barrio La Felicidad, con crispetas en mano, disfrutaron de ‘Mia y el León Blanco‘.

Este cine móvil es una versión de cuarentena del programa ‘Ruta 90’, que desde 2017 lleva cine a los pueblos más recónditos de Colombia donde no hay salas de cine. “A propósito de nuestro aniversario número 90, adaptamos 2 camiones con equipos que no tienen nada que envidiarles a los de un multiplex. Desde entonces, un camión recorre el norte y el otro, el sur del país. Cuando empezó la pandemia hicimos traer los camiones para parquearlos, pero decidimos usarlos para repartir alimentos a personas vulnerables”, dijo a él diario El País, de Cali, Munir Falah, presidente de Cine Colombia.

Luego vieron que miles de personas necesitaban algún tipo de distracción y apuntaron a las funciones de cine gratuitas. Se les ocurrió que la alternativa encajaba en las reglas: respetaba el aislamiento, la distancia de 2 metros y que la gente no tuviera que salir. “Ubicamos ciertos condominios donde hubiera buen espacio al frente para poner las pantallas. Ahora, un grupo de empleados de los teatros recorre la ciudad buscando lugares aptos para la proyección”, agregó Falah.

La estrategia de Cine Colombia llegaría a otras ciudades del país en las próximas semanas.

Con información de Colprensa.