Comprar para arrendar, un negocio rentable para usted y su familia

Esta opción puede garantizarle al inversionista varios beneficios en su patrimonio.

2-camacol-qhubo
/FOTO: EL COLOMBIANO

Esta opción puede garantizarle al inversionista un flujo de ingresos mensuales por canon de arrendamiento de la propiedad raíz, crecimiento patrimonial, estabilidad financiera y la valorización del inmueble.

Pese a que cada día los inversionistas encuentran más opciones para destinar su dinero en busca de capitalización y el incremento de sus ingresos, la adquisición de un inmueble siempre se ha mantenido como una apuesta rentable y segura.

Por eso, muchas personas siguen viendo en la propiedad raíz la mejor alternativa para no solo aumentar su patrimonio, sino para ponerlo a la renta y así la casa o el apartamento se paguen solos o, si se compró de contado, comience a generar ganancias desde su entrega.

Sin embargo, los compradores que tienen la intención de arrendar sus inmuebles también deben tener en cuenta algunas características que normalmente son consideras por quienes buscan rentar, como por ejemplo las áreas (que no sean muy grandes), la ubicación, las vías de acceso, el canon de arrendamiento, el costo de los servicios, el vecindario, entre otros.

También puede leer: Grandes empresas y entidades le ayudan a crear o fortalecer su negocio

En Antioquia hay cerca de 400 proyectos de vivienda nueva para invertir. FOTO ARCHIVO EL COLOMBIANO.

Acerca de la conveniencia de invertir en la compra de una vivienda con el propósito de rentar, Claudia Bustamante, directora de Estudios Económicos y Sectoriales de Camacol Antioquia, afirma que en el mercado existen múltiples alternativas de inversión con diferentes tipos de riesgo. Sin embargo, es clara en asegurar que invertir en propiedad raíz ha demostrado que es la inversión más sólida y estable en el corto, mediano y largo plazo.

“Comprar vivienda para rentar le garantiza al inversionista flujo de ingresos mensuales por canon de arrendamiento, obtiene crecimiento patrimonial, asegura estabilidad financiera y la valorización del inmueble en el transcurso del tiempo”.

Claudia Bustamante, directora de Estudios Económicos y Sectoriales de Camacol Antioquia.

En ese sentido, Lucas Gómez, gerente general y socio fundador de Trazos Urbanos, compañía desarrolladora de proyectos inmobiliarios, sostiene que en Colombia existe un déficit gigantesco de vivienda: más de 5 millones de hogares, que incluyen tanto déficit cuantitativo como cualitativo. “El déficit significa una oportunidad gigantesca, pues finalmente representa demanda represada”, añade.

Para él, en la actualidad, la venta de vivienda nueva viene estando a niveles históricamente bajos; “se van a producir muchas menos viviendas que las que se necesitan para reponer el inventario obsoleto y cubrir la demanda de nuevos hogares, todo el que no va a poder acceder a una vivienda vía su compra va a tener que rentar”, enfatiza el directivo.

Ventajas de tener casa propia

No obstante, todavía hay quienes piensan o dudan acerca de esta inversión debido a la cantidad de tiempo que puede pasar para pagar ese crédito.

En esa línea, la directora de Estudios Económicos y Sectoriales de Camacol Antioquia dice que en algún momento de la vida a todos nos ronda por la mente la necesidad de adquirir vivienda propia, y que allí es cuando surge la pregunta: ¿es mejor comprarla o arrendarla?

Y la respuesta, según Bustamante, es sencilla. Si uno hace los cálculos de cuánto gasta en su vida pagando arriendo por una propiedad que no es suya, seguramente tiene claro qué debe hacer.

Por eso, precisa que tener vivienda propia es la mejor forma de asegurar un capital y obtener importantes ventajas. En el arriendo todo lo pagado se pierde, mientras que en la adquisición de propiedad raíz todo se convierte en abonos para amortizar la deuda. Al final se convierte en una inversión, así mismo, en el arriendo no hay subsidios ni beneficios tributarios.

Además, indica que hay futuro familiar, pues al ser un bien material, pueden heredarlo y asegurar la estabilidad de la familia; estabilidad emocional, ya que saber que se tiene un lugar al que se le puede llamar hogar durante mucho tiempo brinda tranquilidad y seguridad al comprador y a su familia.

“Adicionalmente, le ayudará a tener un mejor historial crediticio, puesto que cuando se adquiere el inmueble con crédito y se paga puntualmente esto abre puertas para adquirir nuevos compromisos financieros. Aparte, se puede acondicionar la vivienda a su gusto y sus necesidades: no hay que esperar que el arrendador haga los arreglos y modificaciones, sino que esto depende del propietario”.

Claudia Bustamante, directora de Estudios Económicos y Sectoriales de Camacol Antioquia.

Por su parte, Lucas Gómez cree que la vivienda en alquiler es una alternativa muy positiva para la generación de ingresos pasivos y la diversificación de portafolio. “La compra de vivienda para la renta es una gran inversión, pues aparte del flujo de caja libre que genera mensualmente, también se gana la valorización”.

*Contenido en colaboración con Camacol.