¿Probar la vacuna de COVID-19 en África? Estas fueron las respuestas de Eto’o y Drogba

Esta fue la imagen que compartió Drogba con sus mensajes. Foto: @didierdrogba

“Si puedo ser provocativo, ¿no deberíamos estar haciendo este estudio en África, donde no hay máscaras, ni tratamientos, ni reanimación? Un poco como se hace en otros lugares para algunos estudios sobre el sida. En las prostitutas, intentamos cosas porque sabemos que están muy expuestas y que no se protegen a sí mismas”, indicó el doctor Jean-Paul Mira del Hospital Cochin de París en la televisión francesa.

Y Camille Locht del Instituto nacional Francés de sanidad e Investigación Médica lo respaldó: “Tienes razón, estamos pensando en un estudio paralelo en África para utilizar este mismo enfoque con placebos”.

Estas declaraciones que se pasaron por la señal de LCI hicieron explotar a 2 leyendas del fútbol africano, Samuel Eto’o y Didier Drogba. El delantero de pasado en Mallorca, Barcelona e Inter, entre otros, tildó a los doctores de “asesinos”. El camerunés se desató en su cuenta de Instagram y llamó a los especialistas “hijos de …” y “mierda”.

“Es totalmente inconcebible que sigamos advirtiendo esto. África no es un laboratorio de pruebas. Me gustaría denunciar vivamente esas palabras denigrantes, falsas y, sobre todo, profundamente racistas”, fue una parte del mensaje que dejó el marfileño Drogba.

Y agregó con evidente bronca: “Salvémonos de este virus loco que está desplomando la economía mundial y devastando la salud de las poblaciones en todo el mundo. ¡No tome a los africanos como cerdos humanos de guinnea. Es absolutamente asqueroso. Los líderes africanos tienen la responsabilidad de proteger a sus poblaciones de esas horrendas conspiraciones. ¡Que Dios nos proteja!”.

Otro que se expresó en sus redes fue el senegalés Demba Ba: “Bienvenido a Occidente, donde los blancos se creen tan superiores que el racismo y la debilidad se convierten en una banalidad. Hora de levantarse”.

Cabe anotar que en África ha habido un incremento notorio de contagiados por coronavirus en las últimas semanas. Ya está presente en 50 de los 54 países con más de 7000 casos y cerca de 300 fallecidos.