Francy, más romántica que sus canciones

Si hay una mujer que haya hecho sobresalir la música popular en Colombia esa es Francy, ‘la voz popular de América’. La artista vallecaucana es, junto a colegas como Arelys Henao o Paola Jara, de las máximas exponentes del género. Con sus temas ha hecho tomarse sus traguitos a más uno o una.

Contrario a lo que canta, Francy es una mujer enamorada de su esposo Andrés y de su hijo Emmanuel, de 10 años. De las tusas solo le queda el recuerdo.

Háblenos de ‘El adiós’…

“Es una canción que grabé en Medellín en los estudios de Felinos Producciones, el video también fue rodado acá, es una canción muy linda que gusta mucho. Obviamente, es una canción de despecho donde se le dice a la mujer: ‘usted también tiene derecho a tomarse sus tragos y a ser feliz’, porque todos tenemos derecho a serlo”.

Por las letras de sus canciones, cualquiera pensaría que vive despechada…

“No puedo negar que en algún momento lo estuve, porque el que niega el despecho niega a la mamá, pero no, ahora tengo una vida bonita, un esposo que se porta muy bien, pero pienso que el día que se porte mal le van a salir todas las canciones (risas). Repertorio por si las… Además, dicen por ahí que meterse con un cantante es una cosa loca porque es inolvidable, su música va a estar presente en todas partes”.

¿Alguna que sea la Francy del mañana?

“Uy no, hay mucho talento, niñas muy bonitas, con unas voces maravillosas, con ganas de hacer una muy buena carrera y comerse el mundo con sus canciones. No puedo señalar a ninguna, porque todas cantan muy bonito, lo importante es que salgan niñas nuevas”.

@francypopular

¿No hay esa rivalidad tan común entre mujeres?

“Las mujeres nacimos siendo egoístas, creemos que todo es para nosotras, pero realmente sabemos que tenemos que apoyarnos. Yo a todas las admiro, siempre que nos vemos nos saludamos, nos contamos historias, realmente no hay como esa mala energía, no la siento”.

Usted es de las que les tira duro a los hombres…

“Sí, mi música es más fuerte, puede ser, no es tan romántica, no tengo pelos en la lengua para decir las cosas y en una tarima me gusta conectar a la gente, que disfruten y que sepan que yo no soy esa artista que no se puede tocar, yo soy una artista del pueblo para mi público, mis seguidores”.

¿Le cerraron muchas puertas al comienzo?

“Uy sí. Me cerraron muchas. De pronto también por mi falta de recursos económicos no me atendían… También tuve un manamger muy cruel que en el tiempo que yo estaba embarazada despreció mi trabajo, no quería salir con una mujer gorda y así, mucha gente me decía: ‘qué pesar, tan bonita, pero hasta ahí le llegó su carrera, porque embarazada qué va a cantar’. Son cosas que a uno lo marcan, pero yo triunfé diciéndole a la gente, se puede”.

¿A quién le cantaría ‘Si se fue, se fue’?

“Al hombre ingrato, el que no valora lo que tiene en su casa. A ese hay que cantarle ‘Si se fue, se fue’”.

¿Y ‘Mi amor anhelado’?

“A mi esposo, sí. Porque uno puede estar en la búsqueda de alguien especial para uno y a veces tarda, pero llega”.

¿De verdad no le importa, como para decir: ‘Que hablen de mí’?

“No, no me importa, porque es preocupante cuando no hablan de uno, ahí sí no está pasando nada, pero cuando hablan de uno, bien o mal, es chévere porque estamos presentes. Esa canción yo se la hice a los chismosos y envidiosos”.

¿De qué dice ‘Ya me cansé’?

“Ay, me cansé de los mentirosos, me cansé de los intrigosos. Hay que pasar la hoja y seguir adelante”.

¿Hubo algún momento particular en el que dijo: ‘Voy a ponerme bonita’?

“Sí, he pasado muchas etapas. Esa canción la grabé cuando estaba embarazada, porque, aunque no lo crean, yo sí me sentía bonita en embarazo, me sentía muy feliz y trabajé hasta los 8 meses”.

¿Y le ha tocado cantarle a alguna ‘resbalosa’: ‘La gran señora’?

“(Risas) Sí, claro. En esto se ve mucho. Me ha pasado que yo en la tarima y muchas mujeres miran a mi esposo. Porque mi esposo es un tipo guapo y cuando hay traguito de por medio… Pero nada, les he cantado. Creo que uno con la mirada dice todo y yo soy demasiado expresiva”.

¿Ha tenido alguien solo para ‘Raticos de amor’?

“¿Y quién no? Yo los tuve, claro, no lo voy a negar. Antes de mi esposo, sí. Era muy chistoso porque a veces mis novios me duraban solamente en semana, el fin de semana los perdía porque me iba a trabajar”.

¿A quién le dedica ‘El adiós’?

“Me identifico con esa canción, me identifico con la gente, con esas mujeres que quieren seguir adelante. Hay mujeres que sufren calladas, que no pueden expresarse porque tienen miedo. Simplemente les digo pa adelante, que se quieran mucho”.