FCF: “Hay códigos de ética y de disciplina muy estrictos”

Sebastián Villa y Ramón Jesurun. / FOTO: WEB Y COLPRENSA.

La pregunta que muchos se harán por estos días, es qué pasará con el futbolista antioqueño Sebastián Villa, luego de que fuera acusado públicamente de violencia de género; y la expectativa no es solo en el ámbito judicial, también en el ámbito deportivo, y no solo en Boja Juniors, también en la Selección Colombia.

“Entre la espada y la pared”

Así ha calificado su actual posición el Xeneize, según las versiones que el conjunto argentino le habría entregado al diario La Nación, de ese país. “La preocupación de Jorge Amor Ameal y sus compañeros de la comisión directiva va y viene, con un tema excluyente: cómo resolver el futuro del futbolista en el club. Pero de ninguna manera quieren actuar en caliente”.

Jorge Amor Ameal, presidente de Boca Juniors. / FOTO: Olé.

Aunque el técnico Miguel Ángel Russo habría estado atento al estado emocional de Villa, lo cierto es que, hasta ahora, “si así fuera, por la coincidencia de opiniones que hay entre ellos, el atacante colombiano ya se habría ido por la puerta de atrás , luego de ser una de las figuras del equipo campeón de la Superliga. Los dirigentes admiten que están entre la espada y la pared. (…) No tenemos idea de cuál es la solución real”.

En redes sociales algunos hinchas ya piden la renuncia del futbolista colombiano.

 

Mano dura, si es que sale mal librado

Mientras que Boca espera, la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) ya dejó clara su posición ante las hipótesis y opciones que rodean a Villa, eso sí, a la espera de la decisión final que considere la justicia argentina.

Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol. / FOTO: COLPRENSA.

“Este es un tema absolutamente lamentable y dolorosos. Estamos esperando a que se nos presenten los informes definitivos, no solo en el tema de justicia, esperando el que se pronuncien las autoridades sobre lo que realmente sucedió; también en el tema de su equipo, de Boca Juniors. Lamentamos este tipo de sucesos que no crean sino dolor”, comentó Ramón Jesurun, presidente de la FCF en declaraciones a la W Radio.

A pesar de lo compungidos que pueda estar la FCF y el director técnico de la Selección Colombia, Carlos Queiroz, Jesurun fue claro y aseguró que: “Sabemos que es un buen jugador, pero no hay ninguna duda de que aquí hay códigos de disciplina y de ética muy estrictos que en un momento determinado, si el jugador no sale bien librado, tendrá que atenerse a ellos”.

Con respecto a la posición de Queiroz, el dirigente dijo: “Es una cuestión de sentido común. Realmente el técnico sí ha estado preocupado y quiere empaparse de lo que ha sucedido y en base a eso se tomarán las determinaciones hacia el futuro”.

Recordemos que en marzo del 2017 se generó una gran polémica por el regreso del lateral Pablo Armero a la selección nacional, debido al arresto que sufrió el 31 de mayo de 2016, en Miami (EE.UU.), por violencia doméstica. Días después, su esposa negó que hubiera sido agredida por el defensor.