Farid Díaz contó cuál fue el descuido que lo llevó a jugar en el Valledupar

Foto: archivo.

¿Por qué un jugador campeón de Libertadores, de experiencia internacional con la selección nacional, termina jugando en la segunda división? Esa es la respuesta que solo puede dar Farid Díaz, quien terminó pagando caro un increíble descuido.

Después de estar actuando con Olimpia en Paraguay, el zaguero fue convocado al Mundial de Rusia 2018 en lugar del lesionado Frank Fabra. Sin embargo, un par de meses después del certamen sorprendió su llegada al Valledupar.

“La verdad me fui a gozar el Mundial y dejé a un lado los equipos que tenía pendientes, me fui a disfrutarlo, eso es único y hay que gozárselo. Cuando regresé ya no había cupos, ya se habían armado los equipos y no me podía quedar parado y fui a Valledupar”, contó el lateral en una charla con sus seguidores en Instagram.

Foto: Colprensa.

Solo fueron 4 meses en el cuadro de su tierra natal, aunque su próximo destino tampoco fue el más acorde a su palmarés. De todas formas, el hoy jugador del Nacional paraguayo agradece el paso por Alianza Petrolera: “Barrancabermeja es una ciudad tranquila, hace mucho calor, y lo que no me gustó es que la gente no apoyaba casi, pero es normal, igual se hizo una buena campaña con un gran equipo que teníamos”.

De otro lado, además de afirmar que su mejor compañero en Nacional era Franco Armani, reiteró que contempla retirarse del profesionalismo en el Verdolaga o bien, en Envigado o Bucaramanga (allí debutó).

Eso sí, les dejó claro cuál es el equipo que lleva bien adentro de su corazón: “La verdad soy hincha de Envigado, antes era de América, pero de un tiempo para acá soy hincha de Envigado”.